Un nuevo vertido de aguas fecales cierra la playa de Pinedo

La playa de Pinedo, con bandera roja en una imagen de este verano. /Juanjo Monzó
La playa de Pinedo, con bandera roja en una imagen de este verano. / Juanjo Monzó

La Federación de Vecinos exige medidas urgentes para garantizar el baño y evitar una mala imagen del estado de la costa valenciana

Lola Soriano
LOLA SORIANO

Ni uno ni dos, ya suman 26 los cierres de playa en toda la Comunitat por el vertido de aguas fecales al mar en lo que va de verano. Los últimos episodios se registraron ayer, uno en Valencia, en la pedanía de Pinedo, y otro en la playa del sur de Peñíscola (Castellón).

El alzado de la bandera roja en Pinedo se produjo al mediodía. El Ayuntamiento comunicó que «quedaba restringido temporalmente el baño por los resultados de analíticas de la conselleria con resultados no óptimos en el agua».

Si bien la muestra se tomó el martes y los resultados se conocieron este miércoles, no fue hasta las 14.19 horas cuando el Consistorio difundió la orden de cierre y alegaron que habían recibido el aviso del Consell media hora antes. Las primeras hipótesis apuntan a vertidos desde el cercano canal del azarbe donde desagua el caudal sobrante de las acequias del sur y la depuradora de Pinedo en situaciones de emergencia.

La consellera de Transición Ecológica, Mireia Mollà, defendió que los procesos de análisis de las aguas de las playas «son garantistas y funcionan correctamente». Agregó que la cloración a la que se está sometiendo a once acequias es «menor que la del agua del grifo y que los de cualquier piscina». Aclaró que se ha conseguido evitar más cierres de playas «a excepción de los que fueron consecuencia de las últimas lluvias».

Los vecinos exigen medidas urgentes. La presidenta de la Federación de Vecinos de Valencia, María José Broseta, indicó que «hay que resolver el problema para garantizar el baño a los vecinos y visitantes». La presidenta de la asociación de Pinedo, Pilar Copoví, añadió que «no podemos permitir que estos episodios den una mala imagen del litoral valenciano. En Pinedo nos han puesto bandera roja cuatro veces».

Jaume Chornet, portavoz de los vecinos que exigen el cierre de la segunda fase de la depuradora de Pinedo, explicó que «no sabemos si es que cuando llueve no tiene la instalación capacidad de recoger el agua. Una de las cosas que ya exigimos a es que funcione correctamente». No hay que olvidar que esta semana la concejal del Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía, solicitó a la Entidad Pública de Saneamiento de Agua que hiciera mejoras en la depuradora.

Desde Ciudadanos, Fernando Giner, recordó que esta semana el grupo ya desveló con una analítica la presencia de bacterias fecales. Por eso, ayer censuró al alcalde «por alardear de la calidad de las playas y tener que cerrar la de Pinedo a las pocas horas». Afirmó que Ciudadanos ha transmitido a Ribó dos veces la «presencia de contaminación en la desembocadura del Turia y cerca de la estación de bombeo de la acequia de Vera». Por eso dijo que «la gestión de Compromís, del Ayuntamiento y de la conselleria, en la crisis del agua está dejando que desear».

La portavoz popular, María José Catalá, explicó ayer que ya denunció en julio que la EPSAR «ha reducido en los últimos cuatro años un 90% las inversiones en la mejora y construcción de nuevas depuradoras en el litoral valenciano».

De hecho, indicó que la inversión «ha pasado de los 37 millones en 2015 a sólo cuatro el pasado año y no es por falta de dinero porque acumulan cerca de 120 millones en los bancos». Por eso, pidió a Mollà y a Ribó «que asuman responsabilidades y que pongan en marcha las actuaciones necesarias».