El fin de semana trae las lluvias y el frío a Valencia

Mapa del tiempo previsto por Aemet para este viernes. /Efe
Mapa del tiempo previsto por Aemet para este viernes. / Efe

El frente deja en la última hora hasta 8,6 litros por metro cuadrado en la provincia de Alicante

EFE VALENCIA

El fin de semana comienza con lluvias y temperaturas máximas que irán en ascenso en la Comunitat Valenciana y alcanzarán los 20 grados, según la predicción de la Aemet. Así, la tarde de este viernes está marcada por las precipitaciones en forma de lluvia y la cota de nieve situada entre los 1.200 y los 1.400 metros.

Los datos más significativos, según el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) del Júcar, se han registrado en la provincia de Alicante, que en la última hora han dejado 8,6 litros por metro cuadrado en Muro de Alcoi, 6,6 litros en Alcoi, en Ibi se han registrado 6,4 litros, 5,8 en Agres, 5,6 en Beniarrés y 5,4 litros en Millena.

Además, las lluvias han dejado en las últimas cuatro horas, 14,8 litros por metro cuadrado en Sax (Alicante), seguido de los 12,4 en Rótova (Valencia), 11 litros registrados en Ibi (Alicante), los 10,6 en Benejama (Alicante) y 7,8 en Villena (Alicante).

En Valencia capital el día amaneció despejado y soleado, pero a partir de última hora de la mañana el cielo se ha cubierto de nubes. La lluvia ha llegado por la tarde, con precipitaciones más copiosas a partir de las 16 horas. Las temperaturas en la capital pasarán de los 18º a las 13 horas a los 13º a penas tres horas después, aunque el viento amainará.

Consulta la previsión del tiempo en tu localidad

Previsión del tiempo en Valencia para el viernes por horas

Previsión del tiempo en Valencia para el sábado por horas

Previsión del tiempo en Dénia para el viernes por horas

Por su parte, las temperaturas mínimas irán con ascensos en el interior y máximas con ascensos en el litoral. El viento soplará de componente sur flojo, con intervalos de moderado en el litoral, tendiendo durante la tarde a componente oeste flojo a moderado.

Previsión del tiempo el sábado y domingo

El fin de semana presentará cielos nubosos, con posibilidad de precipitaciones débiles y dispersas, sobre todo en el interior, donde serán en forma de nieve a partir de 1.000 o 1.200 metros, aunque el domingo se espera que empiecen a recuperarse las temperaturas.

El pronóstico para el sábado contempla probabilidad de precipitaciones en el tercio sur y resto del interior, aunque sin descartar en el resto, con temperaturas en descenso y viento del oeste flojo a moderado.

El domingo se esperan igualmente intervalos nubosos sin descartar precipitaciones débiles y dispersas, sobre todo en el interior, con la cota de nieve entre 1.000 y 1.200 metros, aunque subiendo, y las temperaturas en ascenso.

Descenso brusco de las temperaturas en España

La lluvia llegará este viernes a casi toda la península de forma generalizada con un descenso brusco de temperaturas hasta niveles cinco grados menores a los habituales en estas fechas, debido a una borrasca desde Galicia que se extenderá por el país y dejará nieve en el norte a partir de los 400 metros.

Así lo ha indicado Delia Gutiérrez, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) tras explicar que este frente frío desde el noroeste «irá barriendo» toda la península dejando precipitaciones «significativas» sobre un territorio con unas temperaturas mínimas bastante bajas actualmente por la reciente masa de aire procedente de Groenlandia que viene dejando nieve en cotas muy bajas en el norte.

Andalucía, Aragón, Castilla La-Mancha, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Cataluña, Madrid, Galicia y Murcia están con aviso amarillo mañana según las previsiones de la Aemet por riesgo especialmente de nevadas aunque también por viento y fenómenos costeros en zonas del litoral.

Más información del tiempo

A primeras horas de la madrugada próxima en la mitad norte peninsular se esperan precipitaciones en forma de nieve desde niveles a partir de los 400 metros que irán subiendo rápido a lo largo del día hasta cotas en torno a los mil metros según las zonas. La nieve en la mitad sur podría limitarse a zonas altas y de montaña.

Aunque este jueves lucirá el sol en casi toda la península, en el noroeste asoman ya los efectos del frente frío que penetra en la península y que dejará sus primeras lluvias en Galicia para extenderse por el resto del país.

La bajada brusca de las temperaturas en estas últimas horas en el norte no se apreciará previsiblemente hasta el viernes en el sur y será especialmente notable en el sureste. En Murcia no se superarán previsiblemente mañana los 21 grados -muy por debajo de los niveles por encima de los 25 de hace unos días.

Provincias como Cuenca y Soria registrarán máximas en torno a los 7 grados; en Palencia los termómetros llegarán hasta los 17 grados como máximo, y en Palma de Mallorca, hasta 15 grados. En el norte, Bilbao alcanzará como máximo 16 grados, y Oviedo, 14.

Las heladas de madrugada seguirán dejando mínimas bajo cero bastante considerables después de que las ciudades más frías anoche fueran Teruel (-4), seguida de Salamanca y Palencia (-3, en ambos casos) y Cuenca (-1).

A nivel general la temperatura más baja (-7,3 grados) se registró esta madrugada en los siguientes puntos: en el Puerto de Navacerrada (Madrid), La Pinilla (Segovia), Sigüenza (Guadalajara) y La Molina (Gerona).

El frente frío desde Galicia irá ganando terreno a lo largo de esta tarde acompañado de rachas en Almería de hasta 70 kilómetros por hora, además de fenómenos costeros en Andalucía, Galicia y región de Murcia, después de que la madrugada pasada en el cabo Machichaco (Vizcaya) el viento soplara a 87 kilómetros por hora, y en Treto (Cantabria), a 84 kilómetros por hora.

Las temperaturas no empezarán a subir posiblemente hasta el domingo aunque persistirán sucesivas bandas nubosas y el tiempo será inestable en días posteriores.

Después del fin de semana se podrían registrar nuevas precipitaciones aunque de menor importancia a las de estos días y de mayor probabilidad cuanto más al noroeste, con nieves limitadas previsiblemente a zonas altas y montañosas, según la portavoz de la Aemet.