Las oposiciones de Secundaria también dan más peso al valenciano que al inglés

Aspirantes a una oposición docente convocada en 2013. /Damián Torres
Aspirantes a una oposición docente convocada en 2013. / Damián Torres

El sindicato mayoritario planta a Educación en la negociación de las pruebas al considerar que no se garantiza un trato justo a los aspirantes

Joaquín Batista
JOAQUÍN BATISTAValencia

La oposición que comenzará el 1 de junio, compuesta por 4.636 plazas de Secundaria, FP y enseñanzas de régimen especial, mantendrá el mismo sistema para evaluar los méritos de los aspirantes, que permiten sumar hasta diez puntos que se cruzarán con los obtenidos en las pruebas previas. No habrá cambios ni en los dos apartados fijados a nivel estatal -algo lógico- ni en el que decide la administración autonómica, el denominado 'otros méritos', para el que sí existe margen de actualización. Desde la llegada del Botánico, en este se han primado los títulos que acreditan el dominio del valenciano.

Según el borrador que recoge la baremación, presentado ayer en la mesa sectorial, los opositores que aleguen en el citado apartado estar en posesión de un certificado de nivel C2 o del diploma de Mestre en Valencià, que son los títulos más altos, conseguirán dos puntos, lo máximo que se puede sumar en esta fase de la valoración. En cambio, el C2 de inglés o la Capacitación para la Enseñanza en Lengua Extranjera, que son las certificaciones más elevadas que se pueden conseguir, oscilan entre uno y 1,75 puntos.

El Stepv critica que no se fije un máximo de 50 aspirantes para cada tribunal evaluador

Dicho de otro modo, si un opositor está en disposición de acreditar en el apartado de otros méritos el C2 de valenciano consigue todos los puntos posibles del mismo, sin necesidad de aportar nada más. El que hace lo propio con el inglés consigue uno, por lo que si quiere llegar al máximo (los dos puntos) tendrá que añadir méritos adicionales, por ejemplo relacionados con la formación permanente y continua.

En la oposición se valoran otros dos apartados más que son regulados por el Gobierno: la experiencia docente previa del aspirante (hasta siete puntos sobre diez) y la formación académica (hasta cinco). En este último caso se mide desde la nota media de la carrera universitaria necesaria para ejercer en las aulas (1,5 puntos como máximo) hasta la obtención de un doctorado (1), un máster (1), un premio extraordinario (0,5) u otro título universitario cursado con éxito (1). Por lo tanto, ninguno de estos méritos supera en peso a los certificados máximos sobre la lengua propia.

El borrador del baremo de méritos, que se refiere a todos los cuerpos y especialidades incluidos en la convocatoria de este año, es prácticamente el mismo que el de los procesos selectivos anteriores (Primaria o FP), si bien incluye algunas especifidades para las plazas de artes plásticas y diseño. En las últimas oposiciones organizadas con el PP, los dos puntos del apartado de otros méritos se podían conseguir con los títulos máximos de inglés.

La nota de la carrera o un doctorado cuentan menos que los títulos sobre la lengua propia

La mesa sectorial de ayer, donde están presentes los sindicatos, no estuvo exenta de polémica, pues los representantes del sindicato mayoritario en la escuela pública, el Stepv, abandonaron el foro de negociación porque la conselleria «no dio una respuesta completa a las cuestiones previas planteadas» para que la oposición «sea lo más garantista, justa y transparente posible», tal y como indicaron en un comunicado.

Más sobre las oposiciones

La organización denunció que no se garantiza una ratio máxima de 50 aspirantes por tribunal (petición que se trasladó para evitar la sobrecarga de trabajo y poder atender a los examinados con garantías), que no se acepta empezar el proceso por la defensa de las programaciones didácticas (el Stepv considera que es beneficioso al ser lo más parecido a la realidad de un aula) y que se mantiene el inicio el 1 de junio, lo que a juicio del sindicato complicará el trabajo en los centros. También criticó que no se haya respondido a la petición de facilitar un plazo para reclamar los resultados de las pruebas o que no hay compromiso para avanzar en la estabilización de los interinos. Por este motivo convocarán una manifestación el 9 de febrero.

Por su parte, la Federación de Enseñanza de CC. OO. PV trasladó varias propuestas de mejora, como unificar criterios de evaluación de los tribunales e intentar mejorar la comunicación con los aspirantes, por ejemplo por vías telemáticas.

Más sobre Educación