Medio Ambiente planea prohibir que los agentes forestales actúen en los incendios

Un bombero sofoca unas llamas en un incendio en La Calderona. /EFE
Un bombero sofoca unas llamas en un incendio en La Calderona. / EFE

La conselleria pretende relegar el cuerpo a labores de apoyo, asesoramiento y avituallamiento

Juan Sanchis
JUAN SANCHISValencia

Cerca del 40% de los incendios forestales registrados en la Comunitat Valenciana en 2018 se originaron por la caída de un rayo. Es un dato incluido en las estadísticas de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente. De hecho, esta fue la causa del mayor siniestro del año pasado, el de Llutxent que quemó 2.950 hectáreas.

La inmensa mayoría de estos incendios no pasa a mayores y son controlados en origen. Los agentes medioambientales han sido un elemento clave para evitar que este tipo de siniestros se propague. Suelen ser los primeros que llegan al lugar y se encargan de dirigir las labores de extinción hasta que aparece un mando superior. Ellos son los que piden la intervención de más hombres o reclaman medios aéreos si prevén que las llamas pueden extenderse por las condiciones orográficas o ambientales.

Pero la Conselleria de Medio Ambiente pretende ahora, cuando queda apenas un mes para las elecciones autonómicas, apartar a este colectivo de la extinción de los incendios forestales y arrebatarles las competencias en esta materia.

El Consell quiere reducir su uniforme a un chaleco con un emblema de la Generalitat

Así lo han denunciado los sindicatos tras una reunión con el secretario autonómico de Medio Ambiente, Fran Quesada, en la que éste les comunicó que las funciones de estos agentes en los incendios forestales pasarán a ser apoyo logístico, avituallamiento, transporte, comunicaciones y asesoramiento al director del Puesto de Mando Avanzado y no intervendrán en la extinción. La propuesta que prepara la Conselleria ha caído como un jarro de agua fría sobre el colectivo. «Nos quieren para llevar los bocadillos», señaló uno de los sindicalistas que expresó con laconismo el sentir común del colectivo.

Las mismas fuentes explicaron que si los medioambientales no van a ser los encargados de dirigir la intervención contra los incendios causados por rayos, «no sé quién lo va a hacer». En este sentido señalaron que en estos siniestros la rapidez en las actuaciones es fundamental y que ellos son los primeros que suelen llegar al lugar. Los protocolos señalan hasta ahora que en el momento de detectarse un incendio se envía a un agente medioambiental, además de unas brigadas para su extinción inmediata. La propuesta que tramita la Conselleria de Agricultura no prevé quienes van a actuar en lugar de este cuerpo.

Las claves

Funciones
Los agentes medioambientales son los primeros en actuar cuando se produce un incendio forestal.
Reforma
La Conselleria de Medio Ambiente pretende limitar sus competencias a labores de avituallamiento y asesoramiento.
Alegaciones
Los sindicatos denuncian que la medida se propone cuando apenas queda un mes para las elecciones.

El colectivo de agentes medioambientales depende de la Conselleria de Medio Ambiente. Este departamento tiene asignadas las labores de prevención de incendios forestales. Las competencias de extinción corresponden con el Consell del Botànic, en cambio, a la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias adscrita a la Presidencia de la Generalitat.

Según los sindicatos, el departamento pretende con la marginación de los agentes medioambientales, entre otras consecuencias, ahorrarse el coste de los equipos necesarios para este tipo de intervenciones.

Los sindicatos indicaron que no van a quedarse parados. Han anunciado que presentarán alegaciones contra el documento que prepara la Conselleria de Medio Ambiente.

También denunciaron que el Consell, además, pretende reducir su indumentaria a un chaleco con un emblema de la Generalitat incumpliendo su promesa de dotarles de uniforme. Para el colectivo se trata de una medida que no contribuye a dignificar al cuerpo y no invita a respetar a unos funcionarios que actúan como agentes de la autoridad y tienen la función de policía judicial reconocida por la legislación.

El colectivo califica la legislatura de «decepcionante»

Los agentes medioambientales calificaron como «decepcionante» la legislatura que ahora termina y denunciaron que durante estos años han sufrido varios ataques. Así recordaron el intento de quitarles la categoría de agentes de la autoridad con la reforma de la ley forestal que consiguió ser frenada en el último momento con un acuerdo in extremis en Les Corts Valencianes.

Fuentes sindicales indicaron que la Conselleria de Medio Ambiente durante estos cuatro años ha demostrado una «nula confianza» en el cuerpo de agentes. Ante ello, resaltaron que se ha tenido que buscar la ayuda de otras fuerzas políticas para refrendar una cuestión tan esencial para el colectivo como el reconocimiento de la conducción como una de sus funciones en contra del parecer del Consell.

Resaltaron, además, que durante la legislatura no se ha aprobado una ley para el cuerpo como les fue prometido en un primer momento. Tampoco se han abordado cuestiones que consideran básicas como la definición de un uniforme.

Las mismas fuentes apuntaron que durante estos años no se ha renovado la flota de vehículos. En reiteradas ocasiones han denunciado que están conduciendo coches que en algunos casos tienen casi veinticinco años con cerca de 300.000 kilómetros. Indicaron que se han comprado algunos, pero a un ritmo muy por debajo de las necesidades reales.

Además, criticaron que durante los últimos años la gestión forestal ha sido escasa y no ha sido impulsada por la Conselleria que ha confiado en la empresa pública Vaersa en lugar de en el cuerpo de los agentes medioambientales.

Más sobre incendios forestales en la Comunitat