Las lluvias atrapan a conductores, anegan casas y obligan a cerrar playas de Valencia

Bandera roja por el fuerte oleaje a causa del temporal marítimo ondeaba ayer, en la playa de la Malvarrosa./Damián Torres
Bandera roja por el fuerte oleaje a causa del temporal marítimo ondeaba ayer, en la playa de la Malvarrosa. / Damián Torres

Fuertes trombas acumulan casi 50 litros en menos de una hora mientras el litoral registra olas de hasta tres metros

LAS PROVINCIAS / EFECastellón

Las tormentas propias del final de verano barrieron ayer la la Comunitat de norte a sur para dejar multitud de emergencias por inundaciones, fuertes vientos y temporal marítimo. Una fuerte tromba que afectó al litoral norte de la provincia de Castellón anegó campos y algunas viviendas y obligó a rescatar a seis personas atrapadas en vehículos. Además, se produjo el salvamento de una embarcación Peñíscola, la AP-7 sufrió importantes retenciones y se prohibió el baño en muchas playas de Valencia.

La Generalitat había activado la alerta amarilla por lluvias y tormentas en buena parte del territorio y las previsiones se cumplieron. Como señalaron desde la Agencia Estatal de Meteorología (AEMT), las precipitaciones a primera hora de la mañana afectaron a la comarca del Baix Maestrat y fueron «especialmente intensas en zonas de costa para luego expandirse hacia el sur, ya sin tormenta, por la Plana Alta». Los aguaceros acompañados de rayos sorprendieron a los vecinos de Peñíscola o Benicarló entre las 9 y las 10 horas.

Con muchos veraneantes en estos puntos del litoral castellonense, los problemas llegaron con los primeros desplazamientos matutinos. Fueron por la repetida imprudencia de conductores que tratan de encarar caminos y carreteras anegadas confiando en que los coches superen el nivel de agua. En muchas ocasiones, el agua inutiliza motores. En otras, el coche irrumpe en desniveles o acequias invisibilizadas por el agua, lo que entraña un gravísimo riesgo.

Fue esto lo que obligó a los bomberos del Baix Maestrat a emplearse a fondo para sacar a personas atrapadas. Según fuentes del Consorcio Provincial de Castellón, cinco vehículos se quedaron rodeados de agua y barro en torno a las nueve de la mañana. Fue en la zona de la Basseta y el Camí de la Raia, que divide Peñiscola y Benicarló.

En suma, fueron seis las personas en apuros. Dos iban en un vehículo y las otras cuatro, en el resto. Fueron salvados por dotaciones de bomberos del Baix Maestrat, en colaboración con agentes de la Policía Local y la Guardia Civil. No hubo que lamentar víctimas.

Sobre las 10.30 horas, nuevo susto, esta vez en la cala del Moro de Peñíscola. Una pequeña barca deportiva con dos personas tenía serias dificultades para regresar a la playa a causa del fuerte oleaje. Pero las primeras informaciones sobre la emergencia eran confusas y se referían a dos windsurfistas. Finalmente, otra embarcación próxima echó un cabo a los tripulantes y la remolcó hasta puerto. Una lancha de los bomberos de Castellón peinó la zona para garantizar que no hubiera más navegantes afectados.

Tanto en Peñíscola como en Benicarló, la policía cortó accesos, caminos y carreteras invadidos por el agua, que también anegó campos. Los bomberos del Baix Maestrat trabajaron en un achique en Peñíscola, en concreto en la avenida Papa Luna, en un bloque de adosados.

Entre las primeras horas de la madrugada y las nueve y media de la mañana, Traiguera acumuló 41 litros por metros cuadrado, Peñíscola, casi 40. También destacan los 32 caídos en Canet lo Roig y los 32 de Cervera del Maestrat.

Ya por la tarde, la localidad castellonense de El Toro sufrió una tromba de casi 50 litros en sólo 40 minutos y acabó con sus calles inundadas. También fue torrencial la lluvia caída en Alpuente: 43 litros en sólo 25 minutos.

Parques cerrados en Valencia

El mal tiempo obligó a izar la bandera roja en casi todas las playas de Castellón y el litoral Valencia. El Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante lo advirtió así a mitad mañana: «El viento de gregal arreciará en el litoral, con rachas de hasta 50 km/h». En esta tesitura, se aconsejó la máxima precuación en las zonas costeras. Las mediciones superararon a la previsión. Se alcanzaron rachas de casi 70 kilómetros en el aeropuerto de Valencia y se formaron olas de cerca de tres metros. El viento obligó a cerrar por la tarde los parques de la ciudad de Valencia.

La bandera roja ondeó en las playas valencianas del Cabanyal, en l'arbre del Gos, entre las playas de Pinedo y El Saler, y en Recatí, en la pedanía de El Perellonet. Además, la amarilla apeló a la precaución en otras zonas. A partir del mediodía también se prohibió el baño en todas las playas de Sueca por el temporal marítimo y la restricción se extendió a la Safor, con bandera roja en Gandia, Tavernes, Daimús y Xeraco.

Una mujer acaba atrapada bajo un árbol tumbado por el viento en Torrent

Las fuertes rachas de viento que registró la provincia de Valencia también obligaron activar al Consorcio Provincial de Bomberos. Desde las dos y media de la tarde intervinieron en una decena de emergencias. La mayoría fueron saneamientos de fachadas y retiradas de árboles en municipios como Burjassot, Godella, Xirivella, la Pobla de Farnals, Benifaió o Polinyà del Xúquer. En Torrent, una mujer acabó atrapada bajo un árbol que cayó en la avenida de El Vedat, junto al número 98.

En Guardamar del Segura, un hombre falleció cuando se bañaba en la playa de Les Ortigues. Según fuentes de Cruz Roja, ondeaba la bandera amarilla, pero la víctima, de entre 38 y 40 años, se hallaba en una especie de piscina natural en la que prácticamente no hay corriente ni oleaje.

En Port Saplaya, cinco bañistas han tenido que ser rescatados este mediodía después de adentrarse en la zona del espigón sur cuando la bandera amarilla ondeaba en la costa y el temporal complicaba notablemente el oleaje.

CONSEJOS

Conducción.
Disminuya la velocidad y no se detenga en zonas donde puede discurrir una gran cantidad de agua.
En viajes.
Procure circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.
Aparcamiento.
Nunca en zonas bajas o inundables. El rápido ascenso del agua en caso de tormenta puede provocar arrastres.
En lluvia torrencial.
No atravesar ni con vehículo ni a pie los tramos que quedan anegados. Jamás intente salvar su automóvil en medio de una inundación.
En el campo.
Hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar bados inundados.
Infórmese.
Las tormentas se organizan muy rápido y vigilar los cambios y advertencias en redes sociales permite evitar riesgos. Hay avisos constantes en @AEMET_CValencia o @GVA112.
Ante el riesgo de tormenta.
El mayor peligro por rayos es en campo abierto. En las viviendas se aconseja evitar las corrientes de aire. Un vehículo cerrado puede ser un buen refugio. Evitar colinas, árboles o zonas metálicas.

Lluvias en la Comunitat