Los centros de discapacitados protestan por los impagos del Consell

Manifestación ante la Conselleria de Hacienda contra los impagos a centros de personas con diversidad funcional intelectual./LP
Manifestación ante la Conselleria de Hacienda contra los impagos a centros de personas con diversidad funcional intelectual. / LP

El sindicato FSIE-Comunitat Valenciana reclama que se cumplan «de forma inminente» los pagos pendientes en el concierto social

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

Los centros que atienden a personas con diversidad funcional intelectual «están al límite» por los impagos del Consell, situación que se ha traducido en una protesta de trabajadores y usuarios a las puertas de la Conselleria de Hacienda. Así lo acaba de denunciar el FSIE-Comunitat Valenciana, uno de los sindicatos más representativos en el campo de la atención a la diversidad funcional en la región. La formación ha participado en la concentración de hoy en la que han reclamado a la subsecretaria de la Conselleria de Hacienda, Zulima Pérez, que «cumpla de forma inminente con los pagos pendientes en el concierto social» a estos centros.

En concreto, FSIE se ha manifestado junto a la Asociación Coordinadora de Recursos de Atención a Personas con Diversidad Funcional Intelectual (Copava) y afectados de los centros ocupacionales José Alcamí, de Valencia; Los Silos, de Burjassot y Koynos, de Godella, entre otros, ante las puertas del departamento en señal de protesta por el retraso que se está produciendo en el pago del concierto social.

Así, estas entidades han señalado que siempre han defendido el modelo de conciertos, pero con una seguridad de pago por parte de la conselleria porque «ese ha sido su compromiso» ya que las entidades sin ánimo de lucro «no tienen por qué soportar préstamos ni intereses».

De esta manera han tildado de «bochornosos» los «impagos» y las «excusas» de la conselleria, ya que «nos cambia en 2018 el modelo de financiación de los centros sustituyendo las subvenciones por conciertos sociales para dar solución a la incertidumbre del cobro de las subvenciones al recibir mensualmente la financiación, pero no cumple».

Imagen de la protesta contra el impago a los centros.
Imagen de la protesta contra el impago a los centros. / LP

Los centros manifiestan que el cambio «ha supuesto un gran retraso en los pagos, debido a los numerosos escollos que han ido surgiendo a lo largo del año». Ante esta situación, han explicado que la propia conselleria informó a las entidades sin ánimo de lucro de que no recibirían financiación hasta el mes de septiembre pero que, para poder tener ingresos, el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) iba a poner a disposición de las mismas préstamos al 3%. Sin embargo, la conselleria, en lugar de abonar los cuatro primeros meses de 2018 a los centros lo ha hecho al IVF «de manera que, hasta que no haya cobrado el préstamo realizado a cada centro, más los correspondientes intereses, los centros no recibirán nada de dinero», han explicado.

Así, han detallado, Hacienda pagó al IVF los importes correspondientes al periodo entre enero y abril para que, a su vez, el instituto los abonará a los centros, pero el IVF «no les da el dinero hasta que los centro les pague los créditos que deben al 3%», han añadido. Por su parte, la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas trasladó a los centros que cobrarían en septiembre, «pero hoy les han dicho que hasta noviembre nada». Por tanto, todo apunta a un nuevo encontronazo entre las consellerias de Igualdad y Hacienda.

Actualmente, han advertido los afectados, la situación es «crítica» ya que los centros se encuentran ya sin financiación para atender las nóminas, la Seguridad Social, pagar a Hacienda, o los gastos de mantenimiento. Además, «el retraso de la conselleria en pagar a los centros, supone a su vez el retraso de la liquidación de los préstamos e intereses que la entidades tienen suscritas con el IVF, y hasta que no esté todo liquidado con el instituto, los centros no cobrarán».

Los afectados advierten que la situación es «crítica».
Los afectados advierten que la situación es «crítica». / LP

Los afectados también han querido ofrecer algunas valoraciones. Vicent Sánchez, presidente del AMPA del Centro José Alcamí, ha advertido que «si algún centro cierra será por culpa de la conselleria, ya que los centros no pueden hacer frente a estos pagos». Por su parte, Julián Oviedo, director del centro ocupacional Los Silos, ha afirmado que a los centros que han accedido a los conciertos de este año se les garantizó el pago 31 de agosto y no se ha hecho. «Actualmente se nos han pagado cinco meses que están en el Instituto Valenciano de Finanzas, a nosotros no nos ha llegado nada». «Las entidades ya no tenemos dinero para poder seguir adelante», ha criticado. En esta línea, Amparo Marín, del Centro Ocupacional Koynos, también ha manifestado su disconformidad con respecto al procedimiento que se está siguiendo con los conciertos y ha añadido que los centros se ven obligados a pagar unos intereses que no pueden afrontar.

Fuentes de FSIE han indicado también que la subsecretaria de la Conselleria de Hacienda se ha comprometido a coordinar una reunión con el Director del Instituto Valenciano de Finanzas, a realizar una periodificación de la deuda y un compromiso de pago a dos meses de retraso. El siguiente cobro será el 21 de noviembre y se creará una convocatoria para financiar el pago de los intereses. La conselleria asume que es un problema de gestión e intentará buscar una solución.

FSIE, al respecto, celebra que se haya llegado a un acuerdo entre las partes y espera que la conselleria cumpla esta vez con su palabra.

 

Fotos

Vídeos