Palmas de Elche de tres metros para el Papa en el Vaticano el Domingo de Ramos

El Papa, con una palma en el Vaticano el Domingo de Ramos. /AFP
El Papa, con una palma en el Vaticano el Domingo de Ramos. / AFP

La altura de las palmas es de tres metros y tienen adornos relacionados con las tradiciones ilicitanas y la iconografía religiosa

EFE ELCHE

Las palmas blancas para la procesión del Domingo de Ramos que cada año se elaboran en talleres artesanos de Elche fueron entregadas hace unos días a los Reyes de España, al presidente del Gobierno y al Papa Francisco, que hoy ha celebrado la misa del Domingo de Ramos en el Vaticano rodeado de una de estas gigantescas palmas.

La del Papa Francisco porta una cruz en la cúspide; la de Doña Letizia, una imagen antigua de la Virgen de la Asunción, y la del presidente del Gobierno, adornos con flores. La altura de las palmas es de tres metros y tienen adornos relacionados con las tradiciones ilicitanas y la iconografía religiosa.

Las palmas blancas partieron desde Elche humedecidas en agua y azufre, envueltas en plástico y dentro de un armazón de madera para que no sufrieran ningún daño debido a su fragilidad.

También se enviaron palmas para el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, o al obispo de la Diócesis Orihuela-Alicante, Jesús Murgui.

Más información del Domingo de Ramos

La palma de Elche

Estas palmas, bien lisas o trenzadas, son un encargo del ayuntamiento ilicitano para mostrar la singularidad de la artesanía de la palma blanca, una tradición única que se muestra cada año al mundo durante la procesión del Domingo de Ramos, Fiesta de Interés Turístico Internacional desde 1997.

La palma rizada que recibirá el obispo de la Diócesis Orihuela-Alicante, Jesús Murgui, ha sido confeccionada por los alumnos del taller municipal de artesanía, y hace unos días se envió la palma trenzada al obispo de Menorca, el ilicitano Francisco Conesa.

El alcalde de Elche, Carlos González, ha señalado que el trabajo de los artesanos de la palma es «decisivo» para conservar una tradición que procede del siglo XIV y con el que se elaboran auténticas obras de arte.

Además, ha recordado que Elche es una de las pocas ciudades en el mundo donde se trabaja la palma blanca.

Tras su presentación en el Huerto de San Plácido, partieron al Vaticano, Moncloa o la Zarzuela estas palmas confeccionadas por la familia Serrano Valero, que desde hace décadas trabaja en la artesanía y trenzado de la palma.

El artesano de la palma Francisco Serrano Valero ha destacado la importancia de trabajar con palmas que tengan la hoja muy larga para poder confeccionar las figuras. Además, ha señalado que cada vez es más difícil su diseño para no repetir.

Por otra parte, ha apuntado que este año ha vuelto la tradición de la palma verde a petición de muchas cofradías de Semana Santa. De esta forma, nada más cortarse de la palmera, las palmas ya están listas para salir en procesión.