La EMT investiga el abordaje de unos ciclistas a un autobús de la línea 25 entre el Saler y Pinedo

Foto de archivo de un autobús de la línea 25. / LP

Los usuarios de bicicleta afearon al conductor que les adelantara sin dejar el metro y medio preceptivo

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) investiga la discusión, abordaje del autobús incluido, entre dos ciclistas y un conductor de la línea 25 de la EMT el pasado domingo entre el Saler y Pinedo. Según el documento audiovisual al que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, los ciclistas afearon al conductor que les adelantara sin dejar el metro y medio preceptivo entre el autobús y los ciclistas, que todo parece indicar que circulaban en paralelo, una formación que la DGT permite.

Fuentes de la empresa dejaron la puerta abierta a hacer «todas las acciones necesarias para defender» al conductor. Según varios testimonios, los ciclistas criticaron una maniobra de adelantamiento. Según fuentes de los trabajadores, uno de los ciclistas circulaba «haciendo eses», lo que motivó críticas desde el interior del autobús. Los usuarios de los vehículo a dos ruedas lo vieron y cuando el autobús se detuvo en una parada unos metros más adelante aceleraron, pararon justo delante del convoy y subieron a él. Ahí comenzó la tensión.

Uno de los ciclistas llegó a gritar al conductor «¡baja, baja!», en repetidas ocasiones, mientras le insultaba: «¡Eres un malnacido!». Cuando una usuaria del autobús les afeó que fueran en paralelo, otro ciclista le espetó: «Los ciclistas pueden ir en paralelo, señora. Y tiene que pasar a metro y medio. ¡Cállese y siéntese!». Varios usuarios intervinieron para intentar calmar los ánimos y los ciclistas abandonaron el vehículo cuando los pasajeros amenazaron con llamar a la Policía Local o la Guardia Civil.

Finalmente, sí se presentó denuncia ante la Benemérita. Fue el conductor, que sufrió una crisis de ansiedad. Según el presidente del comité de empresa de la EMT, Adolfo Cruz, el conductor «se ha tomado la baja» tras ser agredido por uno de los dos ciclistas, que le propinó un puñetazo en el pecho, siempre según la versión del comité. Además, Cruz criticó que situaciones como la del domingo, aunque no tan graves, se viven habitualmente en la CV-500, sobre todo los fines de semana y en torno a las 12 horas, después del almuerzo. «Además, no circulan por el carril bici que hay en la zona, sino que lo hacen por la calzada, y a veces en grupo, lo que hace la circulación muy complicada», explicó el presidente del comité de empresa de la EMT de Valencia.

Fotos

Vídeos