Las Provincias

Raquel Alario :: efe
Raquel Alario :: efe

Raquel Alario: «Es el camino para buscar la excelencia»

  • La Fallera Mayor de Valencia 2017 se muestra orgullosa por ostentar el máximo cargo en un año histórico para las Fallas

La fallera mayor de Valencia de 2017, Raquel Alario, ejerció ayer de anfitriona y representante de todos los falleros. En su discurso quiso dejar claro que estaba feliz de representar al colectivo fallero. «Estoy orgullosa de las Fallas en un día que han hecho historia», dijo.

La máxima representante de la fiesta reconoció el gran trabajo que hacen los falleros de todas las generaciones y los artistas por mantener las tradiciones y la cultura valenciana.

«Nos sentimos muy orgullosos de ser Patrimonio de la Humanidad». Y quiso dejar claro que «ser patrimonio no era la meta. No era lo que se perseguía, sino el camino para buscar la excelencia».

Estas palabras estaban coordinadas con el mensaje que dio el concejal Pere Fuset, que dijo que era «un estímulo para buscar la excelencia».

Raquel Alario aseguró que el mundo fallero trabaja unido para hacer que la fiesta sea mejor.

A la pregunta de qué sentía por ser la fallera mayor de Valencia que se recordará por el hito de ser Patrimonio Inmaterial dijo que representaba «un orgullo. Es un año muy especial y emblemático para el mundo fallero. Se ha trabajado mucho y ahora se recogen los frutos. Y es un privilegio».

Apuntó que todavía le costaba creer lo que se había conseguido «y con visitas como las que hemos hecho a Lancaster y Bruselas servirán para que la fiesta se empiece a conocer».

Añadió que quería «dar las gracias a la Unesco por darnos más proyección internacional». Sobre el acto del domingo, dijo que estaba ultimando las palabras que dirigirá al público «porque tampoco es la Crida».