Las Provincias

El temporal deja granizo y lluvias de 23 litros en sólo media hora y de 96 en todo el día

directo

/ Granizada en Albal (Valencia)

  • La tromba descarga con especial intensidad en la capital y la alerta por precipitaciones fuertes se extiende hoy por el litoral de Valencia y Castellón

Las previsiones se cumplieron. A excepción de Alicante, la Comunitat vivió ayer una jornada pasada por agua, rayos y granizo. Un frente tormentoso barrió el centro y el norte de la región con lluvias que llegaron a ser torrenciales en las primeras horas de la mañana. Durante aproximadamente media hora, entre las 12 y las 12.30, el cielo se desplomó sobre El Puig con registros de 23,4 litros por metro cuadrado. La tormenta dejó granizo en esta localidad y en pueblos vecinos de l'Horta Nord.

Según fuentes de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), el frente nuboso cargado de lluvias se desplazó de sur a norte, propagando una cadena de tormentas sobre áreas del litoral entre Valencia y Vinaròs. Con el avance de la jornada, las lluvias intensas siguieron por la tarde ya más al interior de Castellón.

La lluvia cae con fuerza en Castellón

Las tormentas registradas en la Comunitat Valenciana, especialmente en las provincia de Castellón y Valencia, han dejado acumulados en 24 horas 96,2 litros por metro cuadrado en la localidad castellonense de Traiguera y cantidades de 47,4 l/m2 en Catí y 47 en Benasal, también en Castellón.

Así se refleja en el sistema automático de información hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) que también apunta cantidades acumuladas, en el mismo periodo, de 43,4 litros por metro cuadrado en Chera y 43,2 en El Puig, ambas localidades de la provincia de Valencia.

Otros registros destacados entre localidades castellonense son los 41,2 l/m2 de La Pobla de Benifassà, 39,2 en Xert, 34 en Cervera del Maestre y 32,6 en la Serratella, mientras que en la provincia de Valencia, Benagéber ha recogido 31,4 litros por metro cuadrado, y Tuéjar 20,4.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha destacado que la precipitación acumulada durante la mañana, hasta la 9.30 horas de hoy, ha sido de 40 litros por metro cuadrado en Benassal, 37,7 en Catí, 29,8 en Xert, 24,1 en Castellfort y 21,6 en Morella, todas en la provincia de Castellón.

Aemet ha decretado nivel naranja por riesgo importante en el litoral norte y sur de la provincia de Valencia por lluvias que pueden acumular en doce horas hasta 100 litros por metro cuadrado, mientras que en el interior hay nivel amarillo por precipitaciones de hasta 80 litros por metro cuadrado. También han nivel amarillo por tormentas.

En la provincia de Castellón hay nivel de alerta amarillo en el interior norte y litoral norte ante la posibilidad de lluvias de 80 litros por metro cuadrado en doce horas, y de 60 l/m2 en el interior y litoral sur. Además, en toda la provincia hay nivel amarillo por tormentas.

Según la red de estaciones de Aemet, las temperaturas mínimas registradas hoy en la Comunitat Valenciana se han mantenido sin cambios o en ligero ascenso, con registros más bajos de 5 grados en Castellfort (Castellón) y más altos en Castellón, Valencia y El Altet, con 12 grados.

En la provincia de Castellón, los termómetros han alcanzado registros de 9 grados en Vinaròs y Segorbe, mientras que en la de Valencia han alcanzado 6 grados en Utiel, tres menos que en Oliva y Xàtiva y 10 en Manises y Polinyà del Xúquer.

En las comarcas del sur, el mercurio se ha quedado en 6 grados en Pinoso, 9 en Xàbia y 11 en la capital alicantina y en el municipio de Rojales.

Datos de Valencia capital: 15 l/m2 en Blasco Ibáñez

En la ciudad de Valencia descargó con mucha fuerza entre las diez y las once de la mañana. En la avenida Blasco Ibáñez, por ejemplo, se recogieron 15,6 litros por metro cuadrado. En la zona de Viveros cayeron 14,8 litros y 13,3 en la Universitat Politècnica. Además de El Puig, el granizo de pequeño tamaño también sorprendió a los vecinos de la Pobla de Farnals. Allí también la lluvia fue torrencial con registros similares a los de El Puig.

Las fuertes precipitaciones obligaron a activar la alerta amarilla por lluvias en el litoral e interior del norte de la provincia de Castellón. Y hacia esa zona pusieron rumbo las tormentas. En Traiguera la intensidad de las lluvias fue «muy fuerte», indicaron desde AEMET. El municipio castellonense acumuló 81.6 litros por metro cuadrado, de los que 34 cayeron en una hora. Otros registros destacados de la jornada tormentosa de ayer fueron los 26 litros caídos en Cervera del Maestre, los 22 de Vinaròs y Torreblanca, o los 15 de Fredes.

Por contra, en la mitad sur del territorio no llovió. Mientras el temporal se adueñaba de Valencia y Castellón, los nubarrones dieron una tregua en el sur de Alicante. En esta zona se abrieron grandes claros y los termómetros de la capital superaban los 20 grados al mediodía, en contraste con los 13 que alcanzó Valencia a esta hora o los 12 de Castellón. En la capital del Turia el termómetro osciló entre 11 y 16 grados.

Jornada sin heladas

A diferencia del viernes, donde el frío dejó heladas en el interior y registros de hasta cuatro grados negativos, las temperaturas no descendieron ayer por debajo de cero en ningún municipio de la región. Morella marcó la mínima con 2,3 grados y Vilafranca se quedó en 2,4, según los registros de AEMET.

No guarden los paraguas ni las botas de agua. La inestabilidad climática va a seguir siendo la tónica de los próximos en la Comunitat. Hoy hay alerta amarilla por riesgo de lluvias fuertes en todo el litoral de Valencia y Castellón. Y también en el interior norte de esta provincia. La agencia meteorológica prevé cielos «nubosos o cubiertos con precipitaciones que pueden ser localmente fuertes, más probables durante la segunda mitad del día. Ocasionalmente irán acompañadas de tormenta. Las temperaturas irán en ligero ascenso. El riesgo de aguaceros persistirá mañana.

La Generalitat ya ha puesto en marcha sus dispositivos para resolver problemas por nieve y hielo en carreteras. Para la campaña viaria de invierno, vigente hasta abril, están preparadas 14 máquinas quitanieves, cerca de 250 toneladas de material fundente y un grupo de operarios.