Las Provincias

Una propuesta de reforma constitucional rompe el tripartito

Les Corts escenificaron ayer una división de los partidos de izquierda que sustentan el gobierno valenciano. El tripartito se rompió en una votación a propuesta de Compromís para que se reforme el artículo 135 de la Constitución con el objetivo de revertir la prioridad del pago de la deuda sobre otro gasto.

La iniciativa contó con el respaldo de la coalición nacionalista y de Podemos, mientras que el Partido Popular y Ciudadanos votaron en contra. El voto afirmativo de los socialistas era imprescindible para sacar adelante la propuesta, pero finalmente el PSPV decidió abstenerse y, por tanto, no fue aprobada. Manolo Mata, portavoz socialista, defendió la posición de su grupo al asegurar que esta reforma que se hizo en la constitución pese a que su partido hizo «muy mal» al apoyarla en el Congreso de los diputados «no ha servido para nada» ni ha afectado a los ciudadanos.

Jordi Juan, diputado de Compromís, afirmó que con esta propuesta no se está planteando dejar de pagar la deuda a los bancos sino de establecer una serie de prioridades. Desde las filas populares, el diputado Rubén Ibáñez, definió la iniciativa como una «ocurrencia ideológica de imposible cumplimiento» y acusó a Compromís de intentar dar «un golpe de estado parlamentario». David de Miguel, parlamentario de Ciudadanos, también argumentó su voto en contra ya que aunque están de acuerdo con dar prioridad a los servicios sociales, esto no se puede plantear como una reforma constitucional propuesta por Les Corts.