Las Provincias

El cangrejo azul amenaza la Marjal de Pego

Dos de los ejemplares que los operarios del consistorio pegolino recogieron en la desembocadura del río Racons. :: LP
Dos de los ejemplares que los operarios del consistorio pegolino recogieron en la desembocadura del río Racons. :: LP
  • El equipo de gobierno teme que el crustáceo pueda propagarse por el parque como ya sucedió con dos plantas invasoras el pasado verano

  • Brigadas municipales encuentran ejemplares de esta especie invasora en la desembocadura del río Racons

Aumentan los problemas en la marjal de Pego. Si hace unas semanas el consistorio denunciaba la aparición de unas plantas invasoras que estaban matando a los peces del río Bullent y Racons, ayer descubrían que otra especie no autóctona está empezando a proliferar en el parque natural.

Se trata del cangrejo azul americano (Callinectes Sapidus) un crustáceo que se encuentra en la lista de las cien especies invasoras más perjudiciales.

Según explicaba la concejal de Medio Ambiente, Laura Castellà, estos animales fueron descubiertos el pasado lunes. Al parecer, unos operarios del consistorio se dieron cuenta de que el nivel freático de la marjal era superior al habitual y al comprobar la desembocadura del río Racons, a escasos 15 metros del mar se dieron cuenta que el oleaje había producido la acumulación de arena que impedía el paso natural del agua.

Al retirarla con una pequeña pala mecánica observaron que había una cantidad considerable de ejemplares de este crustáceo. Castellà apuntaba que todavía se desconocen las causas que han producido la aparición de esta especie en la zona. También afirmaba que, de momento, no se han encontrado cangrejos en otras zonas del parque.

Su compañero, el concejal de Agricultura, Andreu Dominguis, afirmaba que este verano ya se avistaron algunos ejemplares en esa zona.

A pesar de que esta nueva especie todavía no ha iniciado su proliferación, la edil de Medio Ambiente vaticinaba que no tardará mucho en hacerlo «si no se solucionan el problema lo antes posible». Castellà lamentaba que el consistorio pegolino «no puede hacer nada para combatir esta nueva plaga, puesto que la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) es la que tiene las competencias del los ríos y la Conselleria de Medio Ambiente las del parque natural».

Además recordaba que ninguna de las dos instituciones públicas ha contestado a las peticiones del gobierno pegolino, realizadas en julio, para hacer frente a otras dos plantas invasoras que aparecieron en verano y que están acabando con la vida de los peces de la zona.

Una serie de problemas que para el equipo de gobierno local podrían solucionarse «de manera más rápida si ya se contase con la figura del director conservador», un cargo que, de momento, sigue vacante ya que no se presentó ningún candidato para ocuparlo cuando se presentó la plaza pública hace unos meses.

Alto valor nutritivo

No es la primera vez que se avista en el litoral valenciano a este crustáceo que se alimenta moluscos, crustáceos, peces pequeños y materia vegetal de.

Según explicaba el edil de Agricultura pegolino esta especie se ha instalado, desde hace algún tiempo, en las costas de Xeraco, donde los aficionados a la pesca cazan algún ejemplar, pues para muchos se trata de un manjar.

Procedente de las costas atlánticas americanas y con un color azulado, cada ejemplar adulto de esta especie de cangrejo puede llegar a medir más de 20 centímetros de punta a punta de la cabeza y pesar entre medio kilo y uno. Según los expertos posee un alto valor nutritivo y gastronómico pues, de hecho, su carne es muy apreciada en Estados Unidos y también ha empezado a comercializarse en Cataluña, donde las capturas aumentaron notablemente el pasado verano.