Las Provincias

Enrique Rojas defiende que «la voluntad es más importante que la inteligencia»

Enrique Rojas, a su llegada al Centro Social de Dénia, junto a Enrique Sastre, director de Lex Fórum. :: lp
  • El prestigioso psiquiatra presenta en Dénia su libro 'Vive tu vida', en un acto organizado por la Fundación Lex Fórum que réune a más de 300 personas

Con un lleno total en el salón de actos, el doctor Enrique Rojas conectó con el público asistente a la conferencia organizada el martes por la Fundación Lex Fórum Dénia - Escuela Jurídica en el Centro Social de Dénia.

El prestigioso psiquiatra ofreció una charla-presentación de su nuevo libro, 'Vive tu vida', a la quea sitieron más de 300 personas y en la que a través de ejemplos y anécdotas expuso de forma cordial y amena los principales retos a los que nos enfrentamos todos los seres humanos a lo largo del trayecto de la vida.

El director de Lex Fórum, Enrique Sastre, fue el encargado de presentar este acto, y en su intervención ya avanzó que el doctor Rojas haría un recorrido por las distintas etapas de la vida para que «podamos sacar lo mejor de nosotros mismos».

La directora general de Asistencia Sanitaria, Sofía Clar, por su parte, realizó un breve repaso de la carrera del prestigioso médico.

En lo que respecta a la charla, el doctor Rojas incidió en que la afectividad, tanto con lenguaje verbal como no verbal, y los modelos claros son dos de los principales garantes de una infancia sana, por lo que si falla esto «hay una cojera psicológica» . Además, es en esta etapa cuando hay que educar en la voluntad que es «la capacidad de aplazar la recompensa». Según afirmó «la voluntad es más importante que la inteligencia».

Posteriormente, durante la pubertad y la adolescencia, cuando empieza la época de las «grandes rebeldías y grandes descubrimientos», se debe dar importancia a tres aspectos muy concretos: los sentimientos, la inteligencia y la voluntad.

Los primeros enamoramientos «que son enormes»; fomentar la lectura, ya que de ella «se nutre la inteligencia y el espíritu crítico»; y tener claro que con la voluntad «se llega mucho más lejos» son ejes fundamentales sobre los que se sustentará la personalidad del adulto.

A este respecto, Enrique Rojas describió la personalidad como la suma de tres factores: el hereditario -la genética-, la personalidad «adquirida» -el carácter, y la historia personal de cada uno. Por este motivo aseguró que la personalidad puede moldearse y que es un trabajo artesanal al que le hacen falta referentes claros: modelos que hagan decir «me gustaría parecerme a esta persona».

La primera juventud llega con un proyecto de vida, que es un programa individual sobre cuatro grandes áreas: amor, trabajo, cultura y amistad. En la madurez se hace un «balance existencial» sobre estas áreas y «muchas veces los recuerdos son dolorosos». Pero la vejez, la tercera edad, llega sólo cuando «uno sustituye sus ilusiones por sus recuerdos, ya que se es joven mientras se tienen ilusiones, objetivos y metas que cumplir».

Entre las recomendaciones del autor del libro está el marcarse objetivos muy concretos y medibles, ver siempre el lado positivo de todo y modelar una voluntad «de hierro, fuerte, consistente y pétrea».

Tras la conferencia, en la que el psiquiatra intercaló anécdotas muy celebradas por el público, se abrió un interesante debate donde los asistentes plantearon dudas sobre sexualidad, la responsabilidad de los padres y madres en la educación infantil, la felicidad y la resilencia. El acto terminó entre aplausos a los que siguieron una firma de libros.

El director de Lex Fórum, Enrique Sastre, agradeció a los patrocinadores de este acto, Fundación Marqués de Dos Aguas y Marina Salud, así como a todos los colaboradores, su ayuda para el desarrollo del mismo.