Las Provincias

Una excavación descubre el foso de la muralla medieval de Manises

Descubren el foso de la muralla medieval de Manises
  • Esta estructura defensiva de finales del siglo XIII, destapada durante las obras en un solar privado, se encuentra en perfecto estado de conservación

Manises ha desenterrado un importante fragmento de su historia medieval. Una excavación arqueológica, realizada en el transcurso de unas obras en la calle Rafael Valls, ha destapado el foso de la muralla.

Los trabajos se han realizado durante el mes de octubre en este punto de la trama urbana, bajo la dirección del técnico arqueólogo Nacho Hortelano. La intervención ha sido cofinanciada por los propietarios de la parcela, promotores del proyecto de construcción de una vivienda unifamiliar, y el Ayuntamiento de Manises.

La excavación ha puesto al descubierto un tramo del foso defensivo correspondiente al lienzo oriental del recinto amurallado de la villa bajomedieval.

Su «excepcional estado de conservación» ha permitido definir su sección pues, aunque este foso ya se conocía de manera parcial por otras intervenciones de índole arqueológica, «nunca hasta ahora se había conseguido actuar en toda su amplitud», según detallaron ayer fuentes de la corporación.

Medidas

Los trabajos desarrollados han exhumado totalmente siete metros de longitud de la trinchera, que mide casi tres metros de profundidad y presenta forma de V abierta, con una amplitud de 6,50 metros en su parte superior y de alrededor de 30 centímetros en la inferior. Esta estructura defensiva se fecha en la segunda mitad del siglo XIII o inicios del XIV, pues corresponde a la muralla construida tras la conquista cristiana.

Los materiales cerámicos recuperados en la excavación permiten concluir que, «a finales del siglo XV el foso se encontraba ya rellenado y que, por tanto, había perdido su función original».

Este hecho se relaciona con la demolición en 1473 del flanco sur del recinto amurallado para la urbanización del antiguo carrer Nou, hoy conocido como carrer Major. El hallazgo fue comunicado a la Conselleria de Cultura que efectúo una visita de inspección técnica, «decidiéndose a proceder al tapado de la estructura para su definitiva conservación».

Debido a que el proyecto de construcción previsto en el solar no supone ninguna afección a los restos exhumados, las obras han sido autorizadas y se reanudarán próximamente. El concejal de Cultura y Patrimonio Histórico Local del Ayuntamiento de Manises, Xavier Morant ha destacado que «acciones como ésta muestran el interés por la continuidad en la búsqueda de la historia de nuestra ciudad».

«Desde el ayuntamiento haremos un seguimiento de todas las obras futuras para seguir rescatando y para dar a conocer la historia de Manises. Cerca de este yacimiento se encuentra, precisamente, el Barri d'Obradors que el PP destruyó en la década del 2000 al 2010», destacó ayer el alcalde Jesús Borràs.