Una comision sale del concurso para hacer una falla solidaria

Presentación de los bocetos de la falla, ayer. / irene marsilla
Presentación de los bocetos de la falla, ayer. / irene marsilla

La obra de Manolo García para Palleter-Erudito Orellana servirá para recaudar fondos en la lucha contra el cáncer y la fundacioIncliva

LOLA SORIANO VALENCIA.

La comisión Palleter-Erudito Orellana convertirá un icono, como es la figura del Palleter, y una palabra con tanta fuerza como la 'esperanza' en una gran falla que lanzará el grito bien alto como símbolo de la lucha contra el cáncer de mama. Para impulsar un proyecto tan ambicioso han decidido contar con un genio de la vareta como Manolo García, autor de las últimas cuatro fallas municipales.

Los falleros han hecho coincidir este proyecto singular con el cincuenta aniversario de la comisión y ni la falla grande ni la infantil, que firmará Salvador Dolz, entrarán a concurso. «Es la primera vez que decidimos no optar a premio porque en un año tan especial preferimos mover conciencias. Hablar de la importancia de la investigación y de que se produzcan cambios en la ley de mecenazgos, para que la gente colabore más y para poder investigar en el cáncer de mama triple negativo», indica Kepa Llona, presidente en funciones de la comisión.

El lema de la falla es 'Plantar la esperanza' y la composición podría llegar a los 17 metros. Manolo García, que este año no tenía previsto crear ninguna falla, se ha sentido cautivado por la causa. Si en otras ocasiones ha convertido iconos como la Menina, el Moisés, el león del Congreso en todo un referente, el Palleter, símbolo de rebeldía contra la invasión napoleónica, cobrará vida en forma de falla de vareta.

La falla cumplirá el próximo año medio siglo y lo celebra de una forma singular Los donativos que se consigan se entregarán para luchar contra la enfermedad

Este no estará apoyado sobre una silla, sino que sus pies descansarán sobre un libro de la sabiduría y un microscopio, herramienta indispensable en la investigación. Y en la base, habrá una gran bola del mundo de vareta. «Será visitable y en su interior se creará una sala para las actividades divulgativas que vamos a organizar», añade Kepa Llona.

El proyecto saldrá adelante gracias a patrocinadores y, además, proponen que la gente dé donativos para luchar contra la enfermedad y, de este modo, podrán aportar mensajes personales que se pondrán en la cúpula y que llegarán al cielo el día de la cremà. Los donativos se donarán al equipo de la doctora Ana Lluch y la fundación Incliva.

La falla infantil de Salvador Dolz y diseño de Moncho Vázquez también se dedicará a 'Plantar la esperanza' desde el punto de vista de los niños. Y en la semana fallera se harán actividades de concienciación y recogida de firmas para pedir el cambio de la ley de mecenazgo.

Fotos

Vídeos