Cuando las mascotas son una parte más de nuestra familia

Cuando las mascotas son una parte más de nuestra familia
Los animales domésticos se han ganado por derecho ser parte del núcleo familiar, pero hacerlo correctamente conlleva obligaciones y controles
EXTRASValencia

Que las mascotas son parte de la familia es algo que nuestra sociedad ya tiene interiorizado. El día tras día cuenta con ellos, las vacaciones se organizan contando con ellos e incluso a nivel político comienza a debatirse si el estatus jurídico de los animales, sobre todo los de compañía, debe cambiar para que gocen de una serie de derechos que les aleje de ser considerados una mera posesión.

Tener una mascota suele ser sinónimo de ser una persona diferente. No es únicamente un cliché: un estudio elaborado por investigadores de la Miami University (Oxford, Ohio, Estados Unidos) revela que la convivencia con animales domésticos hace que sus dueños sean más sanos, posean una autoestima mayor, sean más aptos físicamente y tiendas a ser menos solitarios, temerosos socialmente y más extrovertidos. La investigación concluyó que quienes poseen mascotas acuden un 15% menos a consultas médicas que aquellos que no las tienen, sobre todo en el campo de la Psicología, aunque también en lo relacionado con enfermedades cerebrovasculares. El listado de cuestiones positivas que aportan las mascotas incluye mayor felicidad, menos estrés, una mayor motivación para realizar ejercicio físico, disminución de la presión arterial, niveles de colesterol estable, una notable reducción del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y más posibilidades de sobrevivir después de sufrir un ataque cardíaco.

Perros y gatos son acompañantes idóneos para personas, de avanzada edad o no, que sufran problemas coronarios. Además de ser un remedio muy eficaz contra la soledad, en nuestro país ya se han desarrollado programas para entrenar canes que acompañen a personas con problemas de corazón para que, en caso de que estas sufran algún problema mientras están solos, puedan avisar a vecinos, familiares o servicios de urgencia con un botón del pánico.

20 millones

En España se contabiliza alrededor de 20 millones de mascotas, sobre todo perros y gatos. El registro es competencia autonómica y en la mayoría de los casos exige que el animal sea inscrito antes del tercer mes de vida, generalmente cuando se vacuna y el veterinario crea la cartilla de control de vacunación. Ayuntamientos de toda España exigen desde hace años un chip identificativo para perros y gatos, pero la legislación es distinta según el lugar en el que vivimos para otros animales como hurones, conejos, pájaros o reptiles.

En el caso de los mamíferos, en la mayoría de los casos basta con tener al día una cartilla oficial de vacunación, pero en el caso de animales de procedencia extranjera o considerados peligrosos para la convivencia doméstica hay que pasar controles más rigurosos. En caso de que sean importadas, las mascotas deben contar con los permisos correspondientes. Todo ello, sin saltarse el catálogo de especies exóticas prohibidas en España por ser consideradas invasoras y en el que figuran desde algunos tipos de algas hasta reptiles, pasando por otras especies como anfibios, aves o crustáceos. El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente aclara que una especie invasora es «aquella que se introduce o establece en un ecosistema o hábitat natural o seminatural y que es un agente de cambio y amenaza para la diversidad biológica nativa, ya sea por su comportamiento invasor, o por el riesgo de contaminación genética», una definición que viene establecida por la Ley 42/2007, que regula el Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.aseguradosEn el caso de tener un can que está dentro del registro de perros considerados peligrosos potencialmente, para estar tranquilos y disponer de todo lo que exige la legislación, los propietarios deben contratar un seguro de responsabilidad civil.

Multitud de compañías de seguros tienen ya un apartado específico dedicado a las mascotas y en algunos casos se cubre ya otros aspectos no obligatorios como accidentes, enfermedades, asistencia veterinaria o defensa jurídica. Para cuando viajan fuera de España, las mascotas también necesitan un pasaporte, con el que sus dueños no tendrán problema alguno para viajar a cualquier estado de la Unión Europea. Se trata del Pasaporte Europeo para Animales de Compañía, una cartilla sanitaria, válida en todo el territorio comunitario, que certifica que una mascota goza de la salud necesaria para viajar y convertirse, sin saltarse ninguna reglas, en un perro o gato turista.

De vacaciones

Se trata de un documento cada vez más necesario, sobre todo porque las vacaciones en familia cuenta cada día más con las mascotas. Lejos de modas pasajeras, existen cada día más opciones para viajar con mascotas, desde portales web especializados en facilitar la vida a los dueños, hasta agencias y establecimientos hoteleros que se han especializado en el turismo con mascota.

Webs especializadas como Top Rural, AirBnB, Mi Nube o Tripadvisor ya se han apuntado a lo ‘pet friendly’ (traducido en castellano por un “aceptamos mascotas”) y ofrecen en sus buscadores alojamientos que aceptan perros o gatos. Pero no solo los aceptan, sino que están preparados para sus necesidades. Internet ha facilitado mucho la vida a las familias que no quieren dejar al perro en una residencia temporal o que no quieren pedir favores para cuidarlo mientras ellos viajan. Con una simple búsqueda, las opciones de ocio con los peludos de la familia son enormes: desde playas que aceptan canes, hasta actividades que se pueden hacer con ellos. Un amplio abanico de posibilidades para que la familia pueda disfrutar con todos sus miembros, humanos y animales.

Fotos

Vídeos