Vientos de 100 km/h y olas de cinco metros ponen en alerta a la Comunitat

Vientos de 100 km/h y olas de cinco metros ponen en alerta a la Comunitat

Las temperaturas volverán a descender, regresan las heladas y la lluvia recorrerá mañana las tres provincias

D. GUINDO VALENCIA.

Ha sido bautizada con el nombre de Ana y se trata de una profunda borrasca, fruto de la primera ciclogénesis explosiva del invierno. Tendrá lugar durante la tarde de hoy y, en la Comunitat, dará lugar a vientos con intensidades cercanas a los 100 kilómetros por hora y a olas en el litoral de hasta cinco metros de altura. Lluvias, un nuevo desplome de las temperaturas acompañado de heladas y hasta posibles nevadas son otros de los fenómenos meteorológicos que Ana dejará a su paso por la región, según las previsiones que maneja la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Más información

De hecho, ayer ya comenzaron a notarse los fuertes vientos que han activado la alerta en la Comunitat. La zona de la Pobla de Benifassà y Fredes, en el interior de Castellón, ya registró rachas de hasta 95 kilómetros por hora.

El fuerte viento del oeste que se esperaba, especialmente en el tercio norte de la Comunitat Valenciana, ya se han dejado notar con rachas que han alcanzado los 75 kilómetros por hora en la localidad castellonense de Vilafranca, ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Hasta las 12:30 horas de hoy, se han registrado también vientos con una intensidad de 67 kilómetros por hora en el municipio Fredes, de 65 en Morella y de 50 en Montanejos, todos ellos en la provincia de Castellón.

Otros registros destacados, según Aemet, hasta ese momento, han sido los 63 kilómetros por hora registrados en Buñol, los 57 en Jalance, los 55 del aeropuerto de Manises o los 50 en Bicorp y Utiel, en la provincia de Valencia, mientras que en Alicante destacan los 52 km/h que el viento ha alcanzado en Alcoi.

Según Aemet, por el flanco sur de la borrasca bautizada como Ana, que será especialmente intensa las próximas 24 horas, se canalizará un intenso flujo del oeste sobre la Comunitat Valenciana, aunque en el momento de más cercanía, su centro de la borrasca estará a más de 800 kilómetros al norte del territorio.

Hasta mañana a las 15:00 horas hay decretado el nivel amarillo de alerta por rachas de viento de 90 km/h en el interior y 80 km/h en el litoral de la provincia de Castellón, donde también hay alerta costera por vientos del suroeste fuerza 7 y olas de hasta 3 metros.

También hasta la misma hora, se ha decretado el mismo nivel de riesgo en el interior norte de la provincia de Valencia por rachas de hasta 90 km/h y de 80 km/h en el interior sur y el litoral, donde el algunos puntos se podrían elevar este registro.

Mañana, el peor día

Ana ha hecho que salten todas las alarmas y ayer la agencia estatal ampliaba los avisos por riesgo en la Comunitat. En concreto, para el día de hoy, Aemet ha activado el aviso nivel amarillo (riesgo) por vientos de hasta 90 kilómetros por hora en las provincias de Valencia y Castellón. En esta última, además, el aviso se amplía también a fenómenos costeros, por olas de hasta tres metros de altura.

Para mañana, la previsión empeora, ya que el nivel de aviso se extiende también a la mitad norte de la provincia de Alicante. Precisamente en el litoral de esta zona, además, se activa otro, ya nivel naranja (riesgo importante), por olas que podrían llegar a los cuatro o cinco metros de altura. «En la costa del Mediterráneo se prevén olas de entre tres y cinco metros», resume el aviso especial emitido ayer por Aemet.

Ante esta situación, el servicio de Emergencias 112 de la Generalitat recomendaba ayer revisar las viviendas (cornisas, balcones y fachadas que puedan desprenderse), así como cerrar puertas y ventanas. «Las corrientes de aire pueden romper vidrios», añadía. Además, instaba a asegurar tendederos, persianas y antenas y a retirar objetos que pudiera caer a la calle. En esta línea, desde el Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón insistieron en que no se haga ningún fuego en zona forestal, puesto que prácticamente toda la Comunitat presenta hoy riesgo alto de incendios debido al fuerte viento.

Por otra parte, las temperaturas experimentarán a partir de mañana un nuevo descenso. Frente a los registros de hoy, en los que no aparece ningún dato bajo cero y las máximas han superado los 20 en puntos como Elche o Alicante, mañana ya se espera una bajada en el mercurio, especialmente de las temperaturas mínimas, por lo que volverán a registrarse heladas en el interior. Además, Aemet prevé un cielo cubierto con precipitaciones en toda la autonomía. El martes y el miércoles las temperaturas seguirán cayendo, especialmente las mínimas, por lo que las heladas irán en aumento, puesto que se prevén nuevos desplomes hasta los seis o siete grados bajo cero, por ejemplo, en Ademuz. Asimismo, el lunes la cota de nieve baja hasta los 1.200 metros aproximadamente, por lo que en zonas montañosas del interior podrían aparecer algunos copos, siempre según las previsiones que maneja la agencia estatal.

Fotos

Vídeos