La reversión arranca con 70 empleados sin puesto asignado y 8 enfermeros de refuerzo

La reversión arranca con 70 empleados sin puesto asignado y 8 enfermeros de refuerzo
EFE

El comité de empresa lamenta que parte de los sanitarios de la Ribera estén en «el limbo» al no aparecer en el decreto de personal

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

Desde la medianoche de ayer es oficial. La Comunitat cuenta con un nuevo departamento de salud gestionado de forma directa por la Administración autonómica, y ya son 20. El traspado de poderes entre la hasta ahora concesionaria, Ribera Salud, y la Generalitat transcurrió «con absoluta normalidad», como describió la consellera de Sanidad, Carmen Montón, y tanto el hospital de Alzira como los centros de salud de la comarca ya dependen exclusivamente del Gobierno del Consell. A las doce se firmó el acta provisional de entrega de bienes y servicios y ahora la conselleria tiene 45 días para verificar todos los datos. Así, según detalló Montón, «el equipo directivo ha supervisando y tutelando el proceso y no hay ningún incidente a destacar», por lo que ha tenido lugar «una transición planificada y ordenada». Tampoco se detectó «ninguna incidencia asistencial», por lo que, hasta la mañana de ayer, se habían registrado 99 pacientes en Urgencias y se había atendido un parto con el nacimiento de una niña.

Sin embargo, y pese a que el público no notó ningún cambio, los fallos en la gestión del personal sí comenzaron a apreciarse. En concreto, según lamentó la presidenta del comité de empresa, Belén Doménech, alrededor de 70 empleados («puede que más») de la concesionaria, y que en teoría tienen que pasar a formar parte de los equipos gestionados por la conselleria, todavía no saben cuál es su situación.«Los trabajadores que no aparecen en el decreto de subrogación no saben a dónde van a ir, no tienen ubicación y nadie les ha comunicado cuál es su situación. Desde la conselleria nos indicaron que se haría una subsanación de errores, pero la nueva dirección nos traslada que, el que no está en el decreto, no está contemplado», resumió.

En concreto, y casi al filo de la reversión, el pasado miércoles Sanidad publicó el decreto que regulaba las condiciones por las cuales se absorbía al personal de la concesionaria y que incluía un listado con los nombres y la categoría profesional de cada uno de ellos. Sin embargo, según el comité, este listado está incompleto «y poco a poco nos va llegando información de personas que no aparecen». «Por ejemplo, hoy -por ayer- ha venido un trabajador que aparecía en su planilla, pero al llegar aquí no lo tenían contemplado, todo el mundo tiene una planilla distinta a la suya, por lo que puede estar aquí cruzado de brazos», añadió.

Estos trabajadores, por tanto, tienen previsto un determinado planing de trabajo, pero que no se corresponde con el que ha elaborado el nuevo equipo directivo, por lo que «se encuentran en una incertidumbre que no tienen resuelta». Y la situación no tuvo ayer más incindencia fue porque era un día festivo, por lo que esperan que a partir de mañana se reproduzcan más situaciones como esta. «No pueden cesarles sin darles traslado, así que están como en un limbo, no saben cuál va a ser su planilla a partir del día 3», agregó.

Frente a ello, Doménech apuntó que, para garantizar una buena atención en estos primeros días de gestión directa, «se han asegurado de que todos los puestos estuvieran cubiertos, de ahí que en algunos casos haya habido una dualidad». También aplaudió el refuerzo de personal previsto por la conselleria. «Por ejemplo, el número de celadores ha pasado de 15 a 32, algo que hemos venido reclamando desde hace tiempo», indicó.

La ampliación de personal es un hecho, como subrayó la propia consellera. «Ya están aquí los primeros refuerzos», destacó. Así, en las primeras horas de gestión indirecta, el servicio de Urgencias ya contaba con cuatro enfermeras más, la UCI con otras dos y las plantas de hospitalización quirúrgica con dos más; un dispositivo que se completaba con la apertura de los consultorios de playa de Sueca y Cullera. Asimismo, «entre el lunes y el martes estarán cubiertas el 90% de las plazas de personal temporal (254 puestos) y a lo largo de la semana se llegará a cubrir el 100%». En esta línea, recordó que, en total, la conselleria tiene la planificación de crear 303 puestos de trabajo nuevos e invertir 5,7 millones de euros este año.

Asimismo, añadió que los usuarios «notarán la mejoría» en los consultorios de playa que, en épocas de gran afluencia turística como la actual, «quedaban cerrados en la anterior etapa». También en la atención primaria, «que va a tener una importante inyección de personal de enfermería para reforzar los cuidados; un ámbito al que vamos a dotar con cuatro equipos de radiología y dos ecógrafos nuevos para que puedan resolver algunos diagnósticos en primera instancia sin necesidad de trasladarse al hospital». En los puntos de atención continuada «hasta ahora, cuando había un aviso a domicilio, el facultativo salía y dejaba el punto de atención desatendido, eso se va a terminar y habrá un servicio continuado». También se va a mejorar la hospitalización a domicilio «con más facultativos y enfermeros», y se van a comprar vehículos «para facilitar el transporte de los facultativos». «Vamos a abrir un servicio nuevo de cirugía pediátrica, de neuroradiología y de tratamientos oncológicos; y han salido licitaciones para renovar el pet tac y el acelerador lineral, junto a la digitalización del mamógrafo. Todo ello para mejorar la asistencia», concluyó Montón.

Hospital de Alzira

Fotos

Vídeos