Las Provincias

«Habrá bolsa de trabajo de la Ribera y se meterán nuestros familiares y amigos»

Instalaciones del Hospital de la Ribera en Alzira. :: francisco garcía
Instalaciones del Hospital de la Ribera en Alzira. :: francisco garcía
  • El representante de Sanidad en el hospital de Alzira habla en una reunión de Alberic de las plazas libres que quedarán con la reversión del centro

«Se creará una bolsa de trabajo de la Ribera. Ahí se meterán todos nuestros familiares, amigos, conocidos que estén sin trabajo y deseen trabajar». Son palabras que José Sanfeliu, comisionado del Hospital de la Ribera -representante de la Conselleria de Sanidad en el los centros sanitarios concertados- pronunció en una reunión. En ese encuentro también estaba presente el subsecretario de la conselleria, Ricardo Campos. El departamento autonómico se desentendió del contenido de las afirmaciones del comisionado al señalar que los mensajes expresados responden a su «opinión personal».

Al parecer la reunión tuvo lugar en Alberic, según aseguran algunas fuentes. Y en su intervención Sanfeliu, además de apuntar la idea señalada, también habla de algunos detalles sobre cómo se quiere llevar a cabo la absorción del personal que trabaja en el Hospital de la Ribera en el proceso de reversión a la sanidad pública.

De hecho, en una grabación a la que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, asegura que dado que «vamos a mantener la cartera de servicios» y el personal que trabaja en el mencionado centro sanitario «tiene unos contratos de mañana, tarde, noche, sábados por la mañana y domingos por la mañana» sus condiciones laborales «se van a ver modificadas».

Tras realizar esta afirmación plantea al auditorio la pregunta «¿esto que significa?», interrogante al que responde explicando que «harán falta trabajadores?» y previamente habla de «300 trabajadores». A continuación sostiene que para cubrir esa necesidad se contará «con personal estatutario a través de concurso de traslados», lo que supondrá que aquellas «personas trabajadores de la sanidad pública que estén trabajado en La Fe, el Peset, Vinaròs...» y deseen trabajar en el departamento de la Ribera «puedan venir».

También afirmó que se trata de un proceso que se llevará a cabo de «forma progresiva». Al mismo tiempo aclara, como se puede escuchar en la grabación, que a quienes muestran interés por esa posibilidad de trasladarse les dice «espérate 488 días, espérate a que hagamos la reversión, a que se acabe el contrato y a partir de ese momento, no os preocupéis que va a hacer falta mucha gente».

A estas palabras siguen las que anuncian la creación de una «bolsa de trabajo de la Ribera» en la que «se meterán todos nuestros familiares, amigos, conocidos que estén sin trabajo y deseen trabajar».

«Una opinión personal»

La Conselleria de Sanidad explicó que, tanto las palabras sobre la bolsa de trabajo, como las relativas a la reversión responden a «una opinión personal del comisionado». Recordaron que desde el departamento que dirige la consellera Carmen Montón «no hay decisión tomada respecto a la reversión». Y otra vez insistieron en que los pronunciamientos de Sanfeliu «son una opinión personal».

Hasta el momento desde Sanidad no se ha confirmado la fórmula que se adoptará para absorber al personal que trabaja en el departamento de salud de la Ribera. De hecho ayer reiteraron que la reversión es un proceso que aún «no está cerrado». Respecto a la bolsa de trabajo puntualizaron que si el de Alzira se convierte en un departamento de gestión directa, como ocurre en todos los de estas características, podrá haber bolsa de trabajo, pero «no se va a incluir a la gente así» , en referencia a las palabras del comisionado. Recordaron que se ha cambiado la normativa con respecto al funcionamiento de las bolsas de trabajo.

Las afirmaciones del representante de Sanidad en el Hospital de la Ribera no tardaron en despertar reacciones. Desde las filas del PP se pronunció el diputado José Juan Zaplana quien consideró que «la conselleria tiene que tomar una decisión», y apuntó que «el comisionado y el subsecretario se tienen que ir».

Ante la grabación el diputado José Juan Zaplana se planteó «¿por qué quieren cambiar el modelo de Alzira?» y él mismo se respondió que se trata de «una decisión partidista, que no tiene que ver con la eficacia y eficiencia, sino con los amigos y los familiares, como dice». En cuanto a los planteamientos sobre la reversión el diputado del Partido Popular también se mostró crítico porque «dan por hecho una información que en las Corts no se ha dado» y recordó que la consellera de Sanidad «en su momento dijo que se mantendrían los puestos y las condiciones de trabajo».