Las Provincias

Igualdad agradece el esfuerzo de los servicios municipales e incorporará las recomendaciones

La directora general de Servicios Sociales y Autonomía Personal, Mercé Martínez, -dirección dependiente de la Conselleria de Igualdad- , agradeció ayer el esfuerzo de los ayuntamientos y las aportaciones del Síndic que se tendrán en cuenta. Martínez celebró que desde el Síndic de Greuges se considere beneficioso el nuevo sistema por la proximidad con el ciudadano y recordó que se ha podido pasar de cinco a 105 valoradores, un número que está previsto incrementar hasta 290 a lo largo del año próximo, cuando la municipalización del sistema de atención a la dependencia se extienda al conjunto de la Comunitat Valenciana.

La directora general reconoció que la transición de un modelo a otro se está realizando de una manera «progresiva», de manera que «aunque los números de valoraciones todavía no cumplen las expectativas marcadas por la Conselleria, lo cierto es que desde que se comenzó a aplicar el nuevo modelo hasta ahora los números se han mejorado hasta cerca del 133 por ciento».

Por ello, se mostró convencida de que a este ritmo el «tapón» de valoraciones que se heredó del antiguo gobierno en la provincia de Alicante, donde hubo años como 2013 donde no se realizó ninguna valoración, podrá reducirse en breve, y añadió que desde la Conselleria también se están desarrollando medidas normativas que permitan facilitar la coordinación con los ayuntamientos, «a los que se está acompañando en esta labor de aprendizaje».

La Conselleria «agradece» las aportaciones de la Sindicatura y las incorporará en la implementación de este modelo que camina «hacia el reconocimiento real del derecho de la ciudadanía» y aseguró que desde la conselleria «asumimos la responsabilidad de dotar durante esta legislatura de los medios necesarios para atender a todas las personas que lo necesiten».

También destacó que los servicios sociales de los ayuntamientos deben ser «claves» en el cambio de modelo de hacer políticas sociales en las que «el centro de atención sean las personas», lo que va a permitir aplicar la ley «como se merecen todas las personas que se encuentran en situación de dependencia». Por ello, agradeció el esfuerzo que están realizando los ayuntamientos que «compartiendo la necesidad de atención a sus vecinos están siendo tenaces y eficaces en su gestión, así como a los y las profesionales que están desarrollando dichas tareas».

En la aplicación de este nuevo modelo la Conselleria de Igualdad ya ha destinado 6.270.770 euros en ayudas directas a los ayuntamientos y mancomunidades para reforzar los servicios municipales de atención a la dependencia. Esta cantidad supone un incremento del 25» respecto a las ayudas del pasado año, y está previsto que para el próximo año esta cifra siga aumentando para contratar a más personal.