Las Provincias

«No se puede abonar por los reparos de Intervención»

El alcalde, Emilio Bascuñana, valoró ayer todo lo sucedido en torno a la dimisión de la junta directiva de la Cámara de Comercio y manifestó que en el plano político «lamento la dimisión de Félix Cerdán y la difícil situación económica que atraviesa la entidad cameral» al tiempo que dijo que «pagar o no pagar no depende de nuestra voluntad política». Así el primer edil explicó que la situación viene heredada de la legislatura pasada y que no se puede afrontar el dinero por la prestación de servicios por los reparos puestos por el interventor a su abono «y dejan claro que no se pueden levantar en este caso y afrontar el pago de una manera directa como hacemos con los de Dinoco o el pago de facturas a empresas proveedoras». También el primer edil confió en que la entidad pueda salir del trance y reorganizarse con la tutela de la Generalitat «porque necesitamos una Cámara fuerte que trabaje por los intereses del comercio oriolano».

En la misma línea de argumentos abundó el concejal de Comercio, Dámaso Aparicio. Este reseñó que «desde siempre se ha tenido sensibilidad con los problemas que arrastra y hemos puesto de nuestra parte todo nuestro apoyo». Aparicio quiso mirar para atrás y dijo que la supresión de las cuotas camerales ha lastrado a estas entidades y que los problemas vienen de la anterior legislatura. Asimismo el edil de Comercio indicó que hay que ser conscientes de que «el Ayuntamiento no puede por él mismo sostener a la Cámara» e indicó por último que el proyecto de centro comercial abierto no correrá ningún peligro al estar tutelado por el Consejo de Cámaras.