Las Provincias

Guanyar protesta por no haber recibido el pliego de la limpieza de dependencias

  • El portavoz adjunto, Víctor Domínguez, recalca que su grupo votará que no al documento hasta que no les convenza

La descarga de graneles del puerto no es el único enfrentamiento en el tripartito municipal, porque todavía está por cerrar la adjudicación del servicio de limpieza de colegios y dependencias municipales, puesto que el portavoz adjunto de Guanyar y concejal de Medio Ambiente, Víctor Domínguez, se quejó ayer de que su grupo no había recibido el pliego de condiciones modificado del contrato y que mantendrán su voto en contra hasta conocer si se han incluido las cláusulas sociales que les reclamaron a sus socios de gobierno.

Desmintió, de esta forma, al alcalde, Gabriel Echávarri, que minutos antes había expresado que «todos» los grupos del equipo de gobierno (PSOE, Compromís y Guanyar) se sienten «cómodos» con el último pliego de condiciones, que Domínguez decía desconocer ayer a mediodía. El único documento que Guanyar ha manejado era el que se retiró de la Junta y en el que «no se incluía ninguna de las sugerencias» que habían hecho desde su formación, encaminadas «básicamente a garantizar los derechos laborales y salariales de la plantilla» y a que se dieran los pasos necesarios «para ayudar a una posible municipalización».

En cuanto a la subida del precio de licitación, Domínguez manifestó que tal y como estaba redactado el pliego era «una condena de sí o sí a tener que reducir el salario de los trabajadores o tener que hacer despidos». Un contrato que estaba sobre los 7.400.000 euros una vez descontado el IVA y que la masa salarial estaba sobre los 7.200.000 euros, por lo que el margen que queda para nuevo personal y servicios que se prestan, además de renovar la maquinaria y el beneficio empresarial, es «imposible».

El alcalde no pudo dar el nuevo precio del contrato, aunque sí adelantó que la duración es la misma que el anterior, dos años más otros de prórroga. Las aportaciones realizadas después de que se retirara de la Junta de Gobierno Local, según Gabriel Echávarri, se han centrado en garantizar la mayor concurrencia posible de licitadores a esta contrata y la estabilidad de los trabajadores de la misma, así como en mejorar las cláusulas sociales dirigidas a personas en riesgo de exclusión.

El regidor aseguró que se han incluido la mayoría de demandas que eran «incluibles», ya que otras no eran competencia del propio pliego o porque no se podía legalmente. «Todo lo que se ha podido incluir se ha incluido de todos los grupos», sentenció.

Pero Guanyar espera a conocer, y estudiar, el contenido del pliego siempre para abstenerse, porque nunca darán su aprobación porque la formación apuesta por la municipalización, apostilló Domínguez.