https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El vestuario, primer reto de Celades

Albert Celades, durante su presentación oficial. / irene marsilla
Albert Celades, durante su presentación oficial. / irene marsilla

El joven entrenador sopesa el futuro de alguno de los 26 auxiliares con los que contaba Marcelino y debe seducir a una plantilla aún en shock El catalán, que dirigió en la sub-21 a Soler y Gayà, pide apoyo a los futbolistas

LOURDES MARTÍVALENCIA.

Albert Celades (Barcelona, 1975) es un hombre tranquilo. Cuentan los que le conocen que es más bien tímido. Un carácter nada incompatible con dirigir un equipo. Aunque muy diferente al que está acostumbrado el vestuario del Valencia. Durante las tres últimas pretemporadas (más los dos mercados de invierno), Marcelino se había ocupado en confeccionar a conciencia su plantilla. Hombres profesionales y fieles. Telefonazo a telefonazo, el asturiano tiró de agenda para seducir a un buen número de futbolistas con los que ya había trabajado. La lealtad de Cheryshev o Kondogbia iba a ser absoluta. Se ganó el respeto de los pesos pesados del vestuario Parejo o Rodrigo. Ahora le toca a Albert Celades conquistar a los hombres de Marcelino y convertirlos en propios.

El técnico catalán se encontró un grupo todavía en shock. Celades se mostró empático con los futbolistas y les reconoció que la situación no era nada idílica. Aunque les pidió apoyo y apeló a su profesionalidad. Celades vislumbró rostros conocidos en el vestuario del Valencia. Soler y Gayà fueron fijos para él en la sub-21. Al primero, por cierto, no podrá dirigirlo hasta dentro de unas semanas. Por otra parte, con Rodrigo Moreno coincidió durante el Mundial de Rusia cuando el técnico era ayudante de Fernando Hierro.

Tras el contacto inicial del miércoles, ayer fue la primera jornada completa del catalán como técnico del Valencia. Se pasó toda la mañana encerrado en la ciudad deportiva, valorando el calendario que se le avecina y sopesando el futuro de alguno de los 26 auxiliares con los que contaba Marcelino. Uría y los hijos de ambos no seguirán, ni tampoco Ismael Fernández ni su médico de confianza en la distancia, Maestro. Pero Celades ha llegado a Valencia con sólo dos ayudantes, Óscar Álvarez y Javier Miñano. Ahora deberá valorar si el resto del cuerpo técnico (nutricionista, psicólogo...) los trae de fuera o se queda con los que ya están en plantilla. Se quedará presumiblemente Ochotorena a quien el preparador conoce de la selección.

Más