https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El Valencia de los valencianos

Subirats, Sol, Kempes y Giner, en el acto./Manuel Molines
Subirats, Sol, Kempes y Giner, en el acto. / Manuel Molines

La Tertulia Torino celebra el centenario del club de Mestalla con un emotivo acto

LOURDES MARTÍValencia

«Con el Valencia, por el Valencia y para el Valencia, al lado y a disposición de los dirigentes y sin depender de ellos, ayudando a los consejos de administración, pero sin renunciar al espíritu crítico, siempre positivo, que anida en nuestra acta fundacional». Es parte de la declaración de intenciones de la Tertulia Torino. La asociación de la sociedad civil de la entidad de Mestalla celebró ayer uno de los actos más emotivos con motivo del centenario del club de sus vidas.

El paraninfo de la Universitat de València acogió el acto al que asistieron miembros de Torino: su presidente, José Rafael García-Fuster; su presidente de honor y jefe de opinión de LAS PROVINCIAS, Pablo Salazar; Paco Lloret y Cristina Grau, columnistas de este periódico; el notario Carlos Pascual; el exfutbolista Roberto Gil; el expresidente de la Generalitat Francisco Camps o el máximo representante de les Corts, Enric Morera, entre otros. Ellos compartieron el majestuoso espacio con leyendas como Mario Alberto Kempes, Juan Cruz Sol, Djukic, Subirats o Salvador González 'Voro' y expresidentes como Paco Roig, Salvo o Agustín Morera. Salvador Gomar, presidente de la Federación Valenciana, que lució la corbata que llevó cuando estaba al frente del Mestalla, y Sagreras, presidente de la Agrupación de Peñas, también asistieron.

Anil Murthy hizo referencia al músculo que sacó el valencianismo el pasado día 18. «Vi a muchos niños, es la demostración de que el futuro es prometedor», dijo el presidente del Valencia. Antes, habían tomado la palabra algunos miembros de la Tertulia Torino como Cristina Grau, quien hizo referencia a la transmisión del sentimiento valencianista: «Los jugadores de diferentes etapas encarnáis las generaciones de las familias». García Fuster habló de los logros que están por venir: «El Valencia tiene pasado pero también presente. El 25 de mayo vamos a Sevilla y el 29 creo que a Bakú». Roberto Gil enumeró futbolistas y dirigentes que han pasado por el club aunque hizo hincapié en un hombre: «Destaco la labor de Tuzón y su directiva porque sacaron de un pozo muy hondo al Valencia». Pablo Salazar reivindicó el importante papel de la grada: «El Valencia son los aficionados anónimos, esa masa social muchas veces maltratada».

El presidente de la asociación de futbolistas, Fernando Giner, recordó que los seguidores siempre están al lado del equipo: «En el año en Segunda se demostró que lo que siente esta afición no entiende de categorías». También aprovechó para lanzar una broma: «Espero que para el siguiente centenario tengamos el estadio».

Miembros de todos los ámbitos de la sociedad civil acuden a una citaen la que se reivindicael papel de la afición

La soprano Elena Mejías se convirtió en la primera mujer en interpretar en un acto oficial el himno del Valencia. La artista interpretó la pieza que puso punto final al acto junto al tenor Ignacio Giner y el barítono Jacobo Ríos-Capapé Carpi.

Rubiales recuerda su pasado valencianistay agradece el cariño

Todo el mundo recuerda al presidente de la Federación, Luis Rubiales, por su pasado levantinista. Sin embargo, pisó Valencia por primera vez gracias a Subirats: «El Valencia tenía 75 años. Su presidente era Paco Roig y Javier me fichó para el juvenil. Yo tenía 15 años y vine casi literalmente cogido de la mano de mi padre, con temor, pero me hicieron sentir como en casa. Subi, Adorno, Higinio, que ya no está, conocí a personas como a Giner y empecé a empaparme de la filosofía de la gente de este club. Vuestro Valencia es eterno y será inmortal».