https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Marcelino ya reconoce el objetivo del Valencia: «No trabajamos para ser quintos»

Marcelino da instrucciones en un entrenamiento. / d. torres
Marcelino da instrucciones en un entrenamiento. / d. torres

El técnico cree que el equipo es más sólido que a principio de temporada y dice que con Longoria no varía la forma de trabajar

LOURDES MARTÍ

valencia. Después de más de 20 jornadas en zona Champions, Marcelino García Toral ya reconoce que mantenerse entre los cuatro primeros es el objetivo del Valencia: «Nuestra ilusión es estar donde estamos. No trabajamos para ser quintos o sextos. No vamos a escatimar esfuerzos».

El entrenador blanquinegro evita presionar a una plantilla muy joven que siente «ansiedad» en ciertas situaciones como el pasado domingo después del gol de la Real Sociedad. Un equipo al que pese a las críticas ve más sólido que a principio de competición: «Los rivales nos llegan bastante menos que en aquella fase donde ganábamos siempre, de medio campo hacia delante estábamos en un momento de forma óptimo y convertíamos gran parte del juego en peligro o goles». Uno de los futbolistas que dio su mejor rendimiento en esa fase de temporada fue Zaza, a quien Marcelino envió un 'recadito' pese a decir que está en un nivel óptimo: «Los profesionales deben estar siempre al máximo en lo físico y en lo mental».

«Estamos en una situación nueva, en septiembre, octubre y noviembre éramos un equipo sorpresa, sin un objetivo tan alto, y ahora se nos presenta una posibilidad de estar entre los cuatro primeros, debemos aprovecharlo, convivir con ello y que no nos limiten esa frescura», reflexionó Marcelino, quien espera sumar la segunda victoria de los tres compromisos seguidos: «Cuando tienes tantos partidos juntos, lo más importante es empezar la serie ganando el primero porque te otorga un punto de partida fenomenal». Mantener por fin la portería a cero después de trece partidos sería para el técnico «un buen dato para fortalecer» el trabajo del equipo: «Generaría autoestima en los jugadores, no para mí, el cómputo para mí es de solvencia». En San Mamés, el Valencia espera un rival con señas de identidad claras: «Sus principales armas son los centros y las acciones a balón parado».

En referencia a la llegada de Pablo Longoria, Marcelino afirmó, incómodo, que su fichaje no cambia la forma de trabajar del Valencia: «Nunca he trabajado con él en ningún club. El doctor Maestro trabajó cuatro o cinco meses en el Villarreal, en una situación de emergencia. Marcelino no dirige a ninguna persona de ninguna parcela que no sea del primer equipo».

Fotos

Vídeos