https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

La Champions, el antídoto que necesita el Valencia

Kondogbia, en el centro de la imagen, sufre un esguince leve de tobillo. / Irene Marsilla
Kondogbia, en el centro de la imagen, sufre un esguince leve de tobillo. / Irene Marsilla

Marcelino tiene que recomponer piezas y el ánimo del equipo | El parte médico deja a Kondogbia fuera de combate con un esguince de de tobillo leve mientras Coquelin cumple seis meses desde la operación

Juan Carlos Valldecabres
JUAN CARLOS VALLDECABRESValencia

Hasta ahora, Marcelino García Toral siempre había escuchado el himno de la Champions por televisión. Nunca ha experimentado el asturiano la subida de adrenalina europea a pie de campo. Mañana vivirá por primera vez esta experiencia y lo hará sabiendo que el momento no es el más idóneo para su equipo. Pese a que sólo hay tres puntos de diferencia entre los que ha sumado el Valencia CF esta temporada (3) y los que llevaba la campaña pasada también a sus órdenes después de las cuatro primeras jornadas de Liga (6), es en cuanto a sensaciones lo que más desasosiego está creando en el seno del vestuario. Aunque las comparativas empiezan a atragantársele a Marcelino, hasta el segundo ejercicio que dirigió Nuno -duró bien poco- y que también incluyó la participación del Valencia en la Liga de Campeones, comenzó con más puntos (también 6) que los que se llevan ahora.

Por eso el de mañana se ha convertido en un día clave, una hora y media de ilusión pero también una trampa con importantes dimensiones para el Valencia. Si el equipo quiere despertar de una vez por todas del letargo en el que parece sumido, ganarle a un rival del calibre de la Juve supone a todos los niveles el mejor antídoto para esta amenaza de depresión que hay por Mestalla. Lógicamente, en el sentido opuesto, también hay un riesgo considerable porque si los italianos son capaces de hacer saltar por los aires el campamento de Mestalla, el golpe tendrá graves consecuencias. Para salir vivos de Vila-real el domingo, sin ir más lejos, no hay que escatimar esfuerzos y la clasificación volverá a poner en apuros la credibilidad del grupo.

De momento, a favor del Valencia está el aliento que desde la grada se va a dar. Mestalla no falla nunca y menos en una cita de estas características, máxime después de una exitosa campaña de abonados, atraídos en gran medida por el aliciente que supone disfrutar una vez más la Liga de Campeones desde dentro.

Otra cosa es la realidad más tangible. En cuanto a efectivos, el panorama se le ha torcido de manera inesperada a Marcelino. Se ha pasado todo el verano el asturiano imaginando este estreno con la única ausencia obligada de Coquelin, pero las circunstancias de algunos de sus compañeros han ensombrecido las buenas sensaciones que transmitía ahora el francés.

Coquelin cumplió este lunes seis meses exactos desde que fue operado del tendón de aquiles

Coquelin está casi al borde de la recuperación absoluta y lleva bastantes días entrenándose sin complejos a un altísimo nivel. Ayer de nuevo visitó al especialista que le ha estado siguiendo la evolución -se incorporó al entrenamiento más tarde que sus compañeros- y todo está a punto ya para que pueda ir jugando poco a poco minutos de competición. Marcelino tiene que regular esta última parte del proceso.

Este lunes se cumplieron exactamente seis meses desde que Coquelin se operase del tendón de aquiles. Él es en opinión del entrenador el sustituto natural de Geoffrey Kondogbia, pero ni uno ni otro van a estar contra la Juve. A Kondogbia se le diagnosticó ayer esguince de grado 1 (el más leve) en el tobillo derecho, aclarando el club en el comunicado oficial que este segundo percance en el tobillo no se debe a la reciente lesión en esa misma articulación.

Con Garay trabajando todavía fuera del grupo -sin fecha oficial de retorno-, al técnico le toca recomponer el armazón del grupo con el fin de encontrar la fórmula que reactive la buena sintonía que exhibió el año pasado el Valencia. De momento, hay que conformarse con el estreno de Gonçalo Guedes a medio gas. El portugués jugó el sábado los últimos 28 minutos del partido ante el Betis y se le vio en algunas acciones lejos de su velocidad y ritmo que le hicieron brillar el año pasado.

Con la Juve en boca de todos y con la presencia en Paterna de Anil Murthy y Alemany elevando así la trascendencia del encuentro de mañana, la sesión de este lunes sirvió para confirmar que Jeison Murillo no tiene afectado el isquio -se temió lo peor- tras las pruebas a las que fue sometido. Si pensaba Marcelino darle plaza en el centro de la defensa este miércoles, ahora hay más opciones si cabe de que continúen Gabriel Paulista y Diakhaby.

Más sobre las lesiones en el Valencia CF

 

Fotos

Vídeos