Valencia levantará este año más de un centenar de edificios tras la crisis del sector

Un edificio en obras en Valencia. / damián torres
Un edificio en obras en Valencia. / damián torres

Las zonas en expansión, como Quatre Carreres o Malilla, serán las más beneficiadas por unas obras que superarán las tres mil viviendas

Álex Serrano
ÁLEX SERRANOVALENCIA

La ciudad aún puede crecer. Por los costados, en torno a las vías del tren, por los alrededores de La Fe... y la realidad es que lo hace. Lentamente pero con paso seguro. Según datos del Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Valencia (CAATIE Valencia), en la ciudad se levantarán este año un centenar de edificios, que supondrán unas 3.100 viviendas más. Tal como señalan desde la institución, sólo para 2019 se han pedido, por ahora, 24 visados de inicio de obra que darán lugar a 793 viviendas por casi toda la ciudad. El barrio que más recibirá es Nou Moles, en torno a la Ciutat Administrativa Nou d'Octubre junto al río.

Sin embargo, a estas poco más de dos decenas de nuevos edificios les han de seguir 87 que están pendientes de otros años. En ocasiones, sobre todo cuando hay problemas de liquidez en las empresas constructoras o cuando los edificios requieren obras muy extendidas en el tiempo, los visados se solicitan un año pero los trabajos terminan en otro. Tal como ha podido saber LAS PROVINCIAS, se espera que la gran totalidad de estos 87 nuevos edificios terminen de construirse en 2019, lo que supondría un empujón importante a la oferta de vivienda privada en Valencia. Entre estos nuevos inmuebles hay que contar los que se están levantando en Nuevo Patraix, el PAI situado al sur del centro histórico del barrio, y los que se alzarán en otras zonas como Benimaclet, donde el Consistorio prevé un PAI que supondrá la creación de unas 3.000 viviendas. Los vecinos, eso sí, se quejan por la edificabilidad prevista y desean que se reduzca, sobre todo en lo referente a la altura de los edificios planteados.

En estos visados pendientes los barios donde más inmuebles se alzarán serán Quatre Carreres y Malilla. Cabe destacar que, sobre todo en Malilla, se están planteando zonas totalmente nuevas, como los 3.000 metros cuadrados entre La Fe y la V-30, que este año supondrán la construcción de 14 nuevos edificios. Es el mismo número de inmuebles que recibirá el barrio de Quatre Carreres, según los datos ofrecidos por el colegio de aparejadores. Fuentes de la entidad señalaron que estos datos son «mejores» que los de años anteriores, dado que el sector de la construcción comienza a despertarse tras varios ejercicios de letargo después de la crisis de hace una década.

Nou Moles será el barrio de Valencia que tendrá más nuevos inmuebles, con cinco en un año

Quejas por las licencias

Los aparejadores han alertado en varias ocasiones de los problemas y el retraso a la hora de otorgar una licencia. Vicente Terol, presidente del colegio, consideró en unas declaraciones remitidas a los medios en a finales de marzo que la dilación de las licencias municipales «es un escollo en la actividad económica de la ciudad. El Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Valencia, como entidad de derecho público, independiente y especializada en su ámbito de actividad, puede prestar servicios al ayuntamiento y, con ello, favorecer el funcionamiento ágil, tanto de la actividad constructiva como de las muy variadas actividades económicas que pueden ser objeto de licencia de actividad, lo que obviamente repercute en el progreso de la economía valenciana y el conjunto de la sociedad».

Y es que ya el año pasado se dejaba ver un importante aumento de los visados de obra. La construcción de viviendas en la provincia de Valencia en los primeros nueve meses de 2018 experimentó un crecimiento del 42 % respecto al mismo periodo del año anterior, duplica los datos respecto a 2016 y suponen las mayores cifras desde 2011. Estos datos son los más altos desde 2011, año en el que las cifras de la construcción en la provincia estaban inmersas en una tendencia a la baja que se inició en 2006, cuando la construcción en la provincia de Valencia alcanzó su punto álgido, con el inicio de 46.335 nuevas viviendas. Esta tendencia decreciente culminó en 2014, cuando las cifras decayeron hasta las 502 viviendas iniciadas durante todo el año, según informaron desde la entidad.

Ya entonces la ciudad de Valencia lideraba la construcción de nuevas viviendas, con 649, cifra que supera en un 42 % las iniciadas en el mismo periodo del año anterior y triplica las iniciadas en 2016; por delante de Torrent, con 101 viviendas, Oliva (83), Aldaya (52) y Bétera (49), tal como señalan los últimos datos ofrecidos por el Colegio de Aparejadores a los medios.