Investigadores de la Universitat de València se encierran en el Rectorado para pedir una ampliación de sus contratos

Investigadores de la Universitat de València se encierran en el Rectorado para pedir una ampliación de sus contratos
LP

La rectora los recibirá este viernes y la Universitat asegura que es «sensible a su situación» pero que depende de la Generalitat

EUROPA PRESSValencia

Personal investigador en formación de la Universitat de València (UV) se ha encerrado en el Rectorado de la institución para pedir ser atendidos por la rectora, Mavi Mestre, y trasladar su reivindicación de un «compromiso inmediato y efectivo» para que se amplíen sus contratos de tres a cuatro años.

Tras varias horas de encierro, los investigadores han recibido la confirmación de un encuentro con la rectora este viernes a las once de la mañana. Por su parte, el vicerrector de Investigación, Carlos Hermenegildo, ha trasladado la situación a la Generalitat. Hasta llegar a un «compromiso claro», las decenas de participantes en el encierro pretenden mantenerlo durante esta tarde e incluso noche.

Según el colectivo, solo en la UV hay alrededor de 200 investigadores afectados por esta situación, en distintas convocatorias y ramas. De ellos, «35 acaban en tres días, este domingo, por lo que si no hay acuerdo se quedarán completamente desamparados y en paro«, como ha advertido en declaraciones a los medios uno de los investigadores, Raúl Molina.

Estos trabajadores contratados por la Universitat entienden que corresponde a la propia institución ampliar sus contratos, como han hecho la Autónoma de Barcelona (UAB) y la Complutense de Madrid (UCM) en base a la Ley de Ciencia de 2011 y al Estatuto del Personal Investigador en Formación (PIF) aprobado este año, y que después la Generalitat lo homologue para todas las universidades.

«Somos personal de la UV, somos compañeros de las personas a las que pedimos esto y aportamos un porcentaje muy alto a la investigación», ha defendido el portavoz, para remarcar que el encierro supone una medida de urgencia. El objetivo de los investigadores es que se equiparen los contratos en toda España para evitar defender sus tesis fuera del periodo de contratación.

«Situación límite»

La Asamblea del Personal Investigador en Formación denunció públicamente la semana pasada que la Universitat de València «se niega a prorrogar los contratos de parte de su personal investigador», en concreto varias de las personas contratadas en el marco del programa ACIF- VALi+D.

El colectivo ha registrado este jueves un escrito a la atención de la rectora en el que señalan que tras haber mantenido el martes una reunión con el gerente y vicerrector de Investigación «no atendió la reivindicación de este sector, ya que aludía al hecho de que dicho contrato predoctoral depende de un instrumento jurídico ajeno a la UV».

Desde la asamblea insisten en que parte de estos investigadores se encuentra en una «situación límite», pues el próximo 30 de junio finalizan sus contratos a falta de pocos meses para defender sus tesis.

«Para evitar que estos compañeros se encuentren en una situación de desempleo en un momento tan decisivo de su recorrido doctoral y considerando que nuestro trabajo investigador enriquece, no solo a cada uno de nosotros, sino a toda la institución universitaria, exigimos un compromiso inmediato, efectivo desde hoy mismo y para todos los afectados, que contemple la ampliación de los contratos de tres años a cuatro«, aseveran.

La UV, «muy sensible»

Por parte de la UV, el gerente, Juan Vicente Climent, ha puntualizado que «la cuestión de fondo está en la voluntad de la Generalitat de extender o no los contratos» y ha asegurado que «la Universitat de València es muy sensible a su situación». «Hay unidad de actuación para que la Generalitat pueda habilitar la norma y que los contratos sean de cuatro años», ha aseverado, algo que ha prometido que continuarán intentando junto a otras universidades públicas o privadas.

Según fuentes del Rectorado, la ampliación contractual requiere de una autorización del Consell desde la perspectiva jurídica y de una financiación de en torno a un millón de euros, pues «la UV no cuenta con fondos propios para financiar estas contrataciones».

Ante esta situación, el pasado martes se reunieron las secciones sindicales de la UV y representantes del PIF con miembros de la dirección. La Universitat propuso elevar la cuestión a la Generalitat, a través de la Red de Universidades Valencianas para el fomento de la Investigación, el Desarrollo y la Innovación (Ruvid).

Finalmente, la rectora de la Universitat de València, Mavi Mestre, recibirá a los investigadores a las 11 horas de la próxima jornada, pues este jueves se encuentra en Madrid como asistente a actividades académicas y reuniones.