El nuevo cauce, otra fantasía de Ribó

Joan Ribó presenta el proyecto. /LP
Joan Ribó presenta el proyecto. / LP

El alcalde presenta un estudio que plantea carriles bici, canchas deportivas, huertos, murales y placas solares

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

Sin plazos ni presupuesto, ni siquiera la seguridad de que podrá llevarlo adelante a la espera de un acuerdo con el Gobierno, aunque con todo el compromiso posible. Así presentó ayer alcalde de Valencia, Joan Ribó, la propuesta que elevará al Ministerio de Transición Ecológica para darle un uso ambiental y ciudadano al nuevo cauce del Turia, una idea anunciada el pasado año en el debate del estado de la ciudad y a la que ahora se ha dado forma con un estudio coordinado por el conocido arquitecto Rafael Rivera.

¿Por qué se presenta ahora? Los argumentos fueron que «es el momento por la tramitación de la nueva delimitación del Plan del Turia, al cual hemos hecho alegaciones; por la próxima redistribución del agua, así como por nuestro compromiso con la biodiversidad. Y lo tenemos que hacer en conjunto con las poblaciones afectadas, y con el apoyo de la legislación europea que, incluso, financia la regeneración de los hábitats», dijo Ribó.

La propuesta carece de plazos, financiación o el acuerdo obligado con la Confederación del Júcar. «Es un primer paso», argumenta

El nuevo cauce tiene una longitud de 11,8 kilómetros, de los que tres están siempre inundados por el agua del mar. En el resto es donde se quiere trabajar implicando a los Ayuntamientos vecinos, la Generalitat y el Ministerio de Transición Ecológica para transformar parte en una zona ambiental (flora y fauna), junto con otras reservadas para usos tan diversos como instalaciones deportivas, carriles bicis, caminos de paseo y hasta huertos urbanos.

Ribó insistió en que se trata de ideas a desarrollar, aunque subrayó la importancia de transformar lo que ahora es un mero canal de desagüe en caso de avenidas. Se haga lo que se haga, dijo, será compatible con este uso, para insistir el arquitecto Rivera en la utilidad de los sistemas de aviso en caso de catástrofe por una riada. «En 1957 había mil teléfonos en toda Valencia, ahora hay dos por habitante», citó como ejemplo, insistiendo en que los accesos de las zonas de «uso social» se cerrarían de inmediato.

El primer edil recordó que hace casi 40 años se plantó el primer árbol en el viejo cauce y el jardín del Turia todavía no está acabado. «Es un planteamiento a largo plazo», enfatizó, a lo que Rivera acotó que «para poner la última piedra, antes hay que poner la primera».

La primera parte de la presentación fue un canal ambiental para comunicar el parque de la Albufera con el parque del Turia, es lo que aparentemente es más sencillo, dado que podría encajar en la normativa actual de la Ley de Aguas.

La Confederación Hidrográfica del Júcar ya insistió el pasado año en esto, es decir, en que cualquier intervención en la zona que se haga debe pasar por el tamiz de la legislación de cauces y ríos. El concejal de Devesa-Albufera, Sergi Campillo, recordó que en el río Besós o el Manzanares se han hecho proyectos similares con la misma cobertura jurídica sin complicaciones.

Fuentes de la entidad estatal señalaron que son «receptivos a cualquier tipo de proyectos», a la espera de conocer la propuesta definida.

En cuanto al uso social, el que más interés tiene para los vecinos, Rivera habló de «puertas» que sirvan de acceso a algunos tramos del nuevo cauce. Estarían situadas junto a las zonas más pobladas, comunicadas bien por pasos inferiores o pasarelas sobre la V-30. En la presentación se llegó a mostrar hasta un fondo arbolado junto a esta calzada, aunque no se dijo nada del proyecto del Ministerio de Fomento para ampliar la V-30.

La presentación del estudio se justifica por la modificación del Parque Natural del Turia

«No se trata de hacer un jardín, sino de renaturalizar un espacio y darle cierto uso ciudadano sin interferir en las necesidades hidráulicas», planteó el concejal Campillo. El edil citó como ejemplo las posibilidades de los taludes del nuevo cauce, con murales artísticos o placas solares para aprovechar este espacio, entre algunas de las alternativas.

Por último, Ribó dijo que «el estudio que presentamos, que ya ha sido objeto de un proceso de participación ciudadana y de especialistas, es un primer paso en el debate de este asunto que tiene que estar presente en el futuro de la comarca», al referirse a la utilidad de la conexión entre el parque del Turia y el de la Albufera para la fauna.

Principales ideas para el cauce del Turia

Gestión conjunta
La propuesta del alcalde es un organismo supramunicipal con los Ayuntamientos por donde pasa el nuevo cauce para las obras y futura gestión, además de la posible intervención de otras instituciones. El primer escollo para esto es que la propiedad del lecho del cauce y los taludes corresponde al Gobierno debido a la Ley de Aguas.
Uso de agua depurada
Junto a los más de once kilómetros del nuevo cauce hay ubicadas tres plantas depuradoras, de donde saldría el caudal para el canal ecológico, donde la propuesta de Ribera incluye hasta pequeños lagos. Se trata de las instalaciones de Paterna, Quart-Benàger y Pinedo, aunque desde esta última tendría que bombearse el agua.
Que el río llegue al mar
Uno de los argumentos destacados por el concejal de Devesa-Albufera, Sergi Campillo, es que las obras del Plan Sur dejaron el río Turia sin desembocadura en el mar, lo que se pretende recuperar con esta iniciativa. La modificación del parque natural incluye también la construcción de un canal ecológico hasta la desembocadura.
Accesos peatonales
De los 17 puentes que hay sobre el nuevo cauce, apenas uno tiene carril bici y otros pocos con acera para peatones. Los redactores del estudio de alternativas y el gobierno municipal coinciden en el beneficio que será para las pedanías del sur de Valencia la construcción de conexiones y accesos para acercar más el casco urbano.
Respetar el uso original
El alcalde defendió que la propuesta «respeta la función hidráulica del nuevo lecho del Turia, que se hizo con un objetivo muy claro que no tenemos que olvidar: canalizar posibles avenidas de agua, después de la experiencia de 1957. Obviamente, este uso es el principal y se tiene que mantener, y compatibilizar con otros».

Cauce del Turia en Valencia

 

Fotos

Vídeos