«Hasta que se regule su uso no se deberían utilizar para circular por las calles»

Un usuario de patinete eléctrico circulando por las calles de Valencia /Jesús Signes
Un usuario de patinete eléctrico circulando por las calles de Valencia / Jesús Signes

Los vecinos piden que se cumpla la normativa de tráfico que defina los patinetes eléctricos con el objetivo de tener una movilidad segura

VANESSA HERNÁNDEZValencia

«Me parece bien que las bicicletas y los patinetes eléctricos convivan en el mismo carril, sólo espero que pongan un límite de velocidad para los patinetes como tienen las bicis«, destaca María Jesús, una viandante. Esta es una de las preocupaciones de algunos peatones. Actualmente este vehículos eléctricos de movilidad personal llegan a alcanzar más de 30 kilómetros por hora.

Para Lola, una mujer con tres niños, es fundamental el fomento de campañas por parte del Ayuntamiento con el objetivo de educar tanto a usuarios como a viandantes. «Falta mucho respeto mutuo, los coches no piensan en las bicicletas al circular y las bicis y los patinetes no tienen en cuenta a los peatones«, añade. En este sentido, según Lola, a la falta de concienciación y educación hay que sumarle la ausencia de infraestructuras acondicionadas para los vehículos eléctricos de movilidad personal. Muchos vecinos del centro de Valencia consideran que la falta de carriles destinados a la circulación de bicis y patinetes obliga a los usuarios a ir por la acera o la calzada.

«Hay veces que incluso tengo que sortear ciclistas, cuando van en grupo obstaculizan mucho nuestro paso, esperamos que la nueva normativa sea más estricta con las sanciones a la hora de ir por la acera«, subraya Beatriz González, vecina de la plaza de la Reina. Sin embargo, Nancy y Daniel, una pareja valenciana que vive por el centro considera que la concejalía de Movilidad ha convertido la ciudad en un caos circulatorio y que ya no hay más espacio para la creación de más vías adaptadas para estos vehículos. Ambos se muestran escépticos a la nueva regulación de movilidad, no confían en que pueda llegar a resolver los problemas de circulación en Valencia. «Hay bulevares grandes como Fernando El Católico que necesitan tener una cantidad de carriles para los coches o autobuses, no podemos ensanchar la acera para más carriles bici«, agregan. Además, exigen que la nueva normativa sea menos confusa que la anterior cuando reguló el tránsito de bicicletas. »Los patinetes eléctricos tienen que llevar un timbre y luces«, afirma José Egea, un vecino. »Cada vez hay más accidentes por la falta de responsabilidad«, añade.

Fotos

Vídeos