Cierran de nuevo al baño las playas de la Patacona y Port Saplaya Norte

Cierran de nuevo al baño las playas de la Patacona y Port Saplaya Norte
J. Signes

El Ayuntamiento de Alboraya ha prohibido el uso tras detectar niveles elevados de bacterias fecales

ÁLEX SERRANO y VANESSA HERNÁNDEZ

La historia se repite, con apenas quince días de diferencia y por segunda vez en la temporada de baño. La Generalitat decidió este viernes por la tarde cerrar las playas de Patacona y Port Saplaya Norte en Alboraya al detectar en los análisis del jueves «niveles elevados de parámetros microbiológicos» que miden la concentración de dos tipos distintos de bacterias fecales. Los que superaban los niveles eran enterococos intestinales. Desde el Consistorio explicaron que los estudios dieron «valores superiores a los permitidos, menos que los que se registraron hace dos semanas», según la concejala Ana Bru. Hace quince días tuvieron que cerrarse al baño la Patacona y las dos playas del norte de Valencia, la de la Malvarrosa y la del Cabanyal, por encontrarse bacterias fecales en el agua. Estas dos, por cierto, no cerraron durante el viernes: los análisis arrojaron resultados aptos para su uso.

El pasado día 14 ya se especuló con que el vertido que provocó el cierre había de venir, por la dinámica de las corrientes, del norte de la capital. Se llegó a apuntar a Alboraya dado que el emisario de Vera no echa al mar aguas residuales sino pluviales. La concejalía de Ciclo Integral del Agua insiste en que la concentración de E. coli no fue provocada por un problema en el alcantarillado de Valencia. Lo mismo, por cierto, dicen desde Alboraya.

LAS CLAVES

Niveles.
Los parámetros salieron más elevados de la cuenta, pero menos, dicen desde el Consistorio, que hace quince días.
Enterococos.
Una concentración muy elevada de enterococos puede provocar infecciones en las vías urinarias, endocarditis, heridas infectadas o abscesos abdominales.
Valencia.
En la capital los análisis dieron valores adecuados y las playas no cerraron.

FOTOS: Así se sacuden el calor los valencianos

Mollà: «Parece algo puntual»

La consellera de Emergencia Climática, Mireia Mollà, explicó que están analizando las cuatro acequias del término municipal de Alboraya, pero señaló que es «muy complicado» que se conozca el origen del vertido. «Tiene pinta de ser algo puntual», comentó la consellera: «Si el agua sucia llega a una acequia, puede aparecer un kilómetro más al sur horas más tarde». De la misma opinión son en el Ayuntamiento de Alboraya. La coordinadora del área de Medio Ambiente, Ana Bru, explica que en estos casos es difícil encontrar el origen del vertido: «No ha llovido en exceso o algo parecido para que se desborde o se abra nada para evitar el colapso de colectores. Debe ser de algo puntual, una cuadra o una pocilga que limpia y vierte agua de esa limpieza a la acequia...». Las muestras analizadas superaron el jueves los límites autorizados. El Consistorio recibió la comunicación y activó el protocolo de forma automática. Se tomó otra muestra, «cuyos resultados se comunicarán en cuanto se obtengan», dijo Bru, que no se muestra optimista con respecto a que las playas se puedan abrir este sábado, pero cree que domingo sí estarán operativas.

Y esto ocurre en plena ola de calor, con temperaturas rondando los 40 grados. Los más afectados, además de los vecinos, los hosteleros. Víctor Mengual, gerente de la pizzería Un Posto al Sole, adelantó a este medio que «esta situación es un desastre». La prohibición del baño ocasionó ayer que Mengual tuviera que anular las 15 reservas de este fin de semana. En este sentido, no entiende cómo puede ser que teniendo dos depuradoras de aguas residuales en la Patacona se haya llegado a este estado de insalubridad.

Por su parte, uno de los empleados del Café Arena de Mar destacó que el cierre de las playas les afecta mucho, especialmente si la prohibición de baño es por la mala calidad del agua: «Tienen que solucionar ya la cantidad de acequias con vertidos incontrolados que van al mar». Están hartos de estos cierres por contaminación. «Cuando salió el aviso tan rápido de que ya estaba bien el agua dije que era imposible eliminar todos los residuos fecales en horas, y no me equivoqué», afirmó una vecina de la Patacona. Por su parte, otra vecina afirmó a este medio que, pese a la prohibición del Ayuntamiento, ayer fueron niños a bañarse a sendas playas. «El mal olor se percibe en Port Saplaya y en la zona de Peixets y la acequia al final de Patacona», concluyó.

El puerto estudió un supuesto vertido desde un crucero

El puerto de Valencia y Capitanía Marítima estudiaron la pasada semana el vídeo de un supuesto vertido de un crucero en la bocana del puerto. En las imágenes, a las que tuvo acceso LAS PROVINCIAS, se veía una estela marrón tras el barco, ya fuera de las instalaciones portuarias. Sin embargo, tanto la empresa del barco como el propio puerto constataron tras estudiar la grabación y las cámaras de seguridad que ese rastro pardo fue provocado por el movimiento de las hélices propulsoras cerca del fondo marino. Ese légamo en suspensión provocó la mancha. Los armadores del navío insistieron en que no hubo ningún vertido ni de la fosa séptica ni de la sentina del crucero.

Guía de playas de la Comunitat Valenciana

Más sobre el cierre de playas de la Comunitat