El patrón de los automovilistas

La Cofradía de San Cristóbal celebra la festividad del santo en el barrio de la Trinidad

CAROLINA FERRI VALENCIA

En el año 1391 se encontraba una imagen de San Cristóbal en una sinagoga situada en la calle del Mar. Con motivo del hallazgo en el lugar que posteriormente sería un convento de monjas de clausura, pocos años después nacía la Cofradía del santo. Una agrupación que a día de hoy sigue festejando el día del patrón de los automovilistas entre ofrendas y bendiciones.

San Cristóbal siempre se ha considerado un santo muy valenciano, un huertano noble, explica la presidenta de la cofradía de San Cristóbal de Valencia, Carmen Lliso. Hace 114 años el convento se desplazó de la calle del Mar al cruce de la calle Poeta Bodría con Alboraya y con él se trasladó una de las fiestas más importantes del barrio de la Trinidad.

Una celebración que en la actualidad goza de gran popularidad, pero que estuvo al límite de desaparecer. La clase media acudía a celebrar la tradición en el lugar donde se encuentra el convento, que en aquel momento era un huerto de rosas y fresas. Pasaban el día y bendecían los automóviles, explica la presidenta de la cofradía, pero con el paso de los años la tradición se fue perdiendo.

No obstante, hace 20 años un grupo de cofrades se interesó por la tradición y desde entonces han estado luchando por recuperarla. Gracias a su trabajo y a la colaboración de otras entidades y agrupaciones, el barrio de la Trinidad acogerá esta mañana la tradicional 'Misa de la Descoberta', en honor a la imagen hallada.

Asimismo, se producirá una ronda de automóviles antiguos que junto a los vehículos de particulares, bomberos y policía serán bendecidos al final de la tarde, alrededor de las 20.00 horas. En el siglo XX se empezó a considerar a San Cristóbal el patrón de los automovilistas, pero también es el patrón de las tormentas, entre otras cosas, explica Lliso.

Una vez finalizada la bendición de los vehículos, se iniciará la procesión de la imagen de San Cristóbal y se entregarán las medallas del santo a los cofrades. Dos actos que cerrarán una celebración que comenzó el pasado 19 de junio con la ofrenda de las cañas, de acuerdo con una tradición medieval que la cofradía también ha querido recuperar.