El coche del futuro se hace presente en el MWC

El 'concept car' de Bosch en su stand del MWC./
El 'concept car' de Bosch en su stand del MWC.

Bosch presenta su 'concept car' como el «tercer espacio vital» donde se podrá trabajar, encender la lavadora de casa o ir haciendo la cena

EDURNE MARTÍNEZMadrid

La feria del sector móvil ya no está tan enfocada en smartphones, sino que ha dado paso a otro tipo de elementos móviles: los coches conectados. Grandes marcas fabricantes de teléfonos han tenido que compartir protagonismo este año en el Mobile World Congress (MWC) con vehículos que navegan por internet, conducen solos y buscan plaza de aparcamiento.

más información

En esta feria que reúne a más de 2.000 expositores de todo el mundo, durante la segunda jornada uno de los stands más demandados ha sido el de Bosch, probablemente por su espectacular coche descapotable futurista donde la compañía está mostrando su concept car, los elementos que consideran que serán imprescindibles en el interior de los vehículos del futuro.

Cuando los coches autónomos sean una realidad, podremos utilizar el trayecto a casa para trabajar, responder emails, poner la lavadora o ir calentando el horno para que cuando lleguemos hagamos la cena más rápido, ha asegurado Lorenzo Jiménez, responsable de Comunicación de Bosch España en declaraciones a este periódico.

Algunos de los elementos básicos de este concept car será el reconocimiento facial al entrar en el coche, así como el ajuste automático de los espejos, altura del asiento, temperatura interior, radio preferida, etc. Además, en vez de retrovisores, desde Bosch apuestan por cámaras de vídeo que conseguirán eliminar los ángulos muertos y reducir el número de accidentes.

La apuesta de Nokia, BMW y Uber

El coche conectado ha sido también el eje central de una de las conferencias importantes de la jornada. Bajo el título de Cars as a service, representantes de algunas de las empresas más importantes del sector han explicado su visión del presente y el futuro de este mercado. Desde Uber la opción está clara: el futuro del transporte pasa necesariamente por el carsharing. Según ha asegurado Manik Gupta, responsable de Productos en Uber, si todo el mundo compartiera coche, solo necesitaríamos el 10% de los que hay en la carretera hoy en día.

La opinión de la compañía de conductores es que viajar juntos ahorraría enormes cantidades de emisiones de CO2, gasolina y mejoraría el tráfico de las ciudades. Gupta ha explicado que cada día entran en Manhattan más de dos millones y medio de coches, un problema que hay que solucionar. Cuando fundamos Uber estuvimos enfocados en cómo hacer para que solo con pulsar un botón cualquier persona tuviera transporte puerta a puerta, pero en este tiempo nos hemos dado cuenta de que también podemos a solucionar problemas de contaminación y tráfico, ha asegurado el responsable de la compañía durante la conferencia.

Por su parte, Dieter May, vicepresidente de negocio digital de BMW, ha afirmado que para cambiar la industria lo primero que hay que hacer es tener en cuenta la experiencia y necesidades de los usuarios. En el futuro, ha opinado, los coches serán más personalizados y más adaptados a cada uno, de forma similar a como personalizamos nuestra casa. Ya no tendremos que enfocarnos en la experiencia de conducir, sino que en los coches autónomos es la experiencia del tiempo en el que vas en el coche, ha explicado May.

Desde Nokia también opinan que "la innovación es adaptarse, aunque Jason Collins, portavoz de la compañía, ha opinado durante su ponencia en la conferencia que las grandes empresas no están escuchando las necesidades reales de los clientes.

 

Fotos

Vídeos