Una niña valenciana de ocho años, herida por desprendimientos de cascotes mientras visitaba la Concatedral de La Redonda de Logroño

Desperfectos provocados por los desprendimientos dentro de la Concatedral La Redonda de Logroño./EFE
Desperfectos provocados por los desprendimientos dentro de la Concatedral La Redonda de Logroño. / EFE

La menor ha sido trasladada con diversas heridas al Hospital San Pedro

EFE

Una niña de 8 años vecina de Valencia ha resultado herida, con cortes en una pierna, al caerle cascotes del revestimiento de un techo de la concatedral de Santa María de la Redonda de Logroño, por un accidente provocado por una grúa de una obra anexa al templo pero no relacionada con él.

Las primeras informaciones del suceso relacionaban el accidente con unos trabajos en el interior, pero, en realidad, la causa del derrumbe ha sido un accidente de una grúa en el exterior, ha aclarado a EFE el deán de la concatedral, Federico Nalda.

En la zona anexa a este templo se construyen unas viviendas, y una gran grúa ha girado hasta golpear uno de los pináculos del exterior de la Redonda, parte del cual ha caído sobre una bóveda, causando un agujero en la misma.

Los cascotes de este agujero han caído al suelo en el interior de la concatedral, justo en una de las zonas de mayor interés turístico, junto a la tumba del General Espartero y a un cuadro atribuido a Miguel Ángel.

No obstante, el suceso ha ocurrido cuando la concatedral estaba a punto de cerrar sus puertas, a mediodía, con lo que apenas había personas en su interior, aunque sí una familia de Valencia, con una niña a la que le han caído varios «cascotes» en la pierna.

Ha sido trasladada a un centro hospitalario de Logroño, donde le han dado siete puntos de sutura y ha recibido el alta, ha explicado el deán.

«Gracias a Dios no ha pasado más, pero en otro momento quizás estaríamos hablando de una desgracia«, ha lamentado Nalda, quien ha incidido en la »gran actitud y colaboración« de la constructora cuya grúa ha causado el accidente.

Técnicos de los bomberos y de la sección de Patrimonio del Ayuntamiento de Logroño han realizado un examen del templo para comprobar los daños en la zona y el procedimiento a seguir para arreglar los desperfectos.

Esta concatedral de Santa María de la Redonda ha recibido ayudas del Ministerio de Fomento para diferentes fases de restauración, dentro del denominado Plan de Catedrales, y mañana está previsto que comiencen los trabajos en una de sus capillas.

La concatedral de la Redonda es un templo cuya construcción comenzó en el siglo XVI, aunque no se concluyó hasta el XVIII, y que está situado en el centro de Logroño.

Inicialmente, fue una colegiata pero en 1959 la colegiata de Santa María de la Redonda fue declarada concatedral compartiendo rango con las históricas catedrales de Calahorra (siglo XV), y de Santo Domingo de La Calzada (siglo XI).