El infierno de Teo

Familiares de Teófilo, ayer, junto al camión que lo trasladó al centro de salud de Turís. / ATLAS

El joven de 385 kilos abandona el hospital de Manises en camión pero no logran entrarlo en casa y regresa al centro médico con una afección respiratoria

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

El hombre de 385 kilos con obesidad mórbida que ayer salió del Hospital de Manises tras permanecer una semana ingresado, Teófilo Rodríguez, de 34 años, fue trasladado en un camión hasta Turís, localidad donde reside, pero lo instalaron en el centro de salud porque la cama en la que sigue postrado no cabe por la puerta de su casa.

La salida del hospital tuvo lugar en contra de la opinión del joven y su familia, quienes consideran que debía seguir ingresado por su dificultad respiratoria e inmovilidad. Apenas mueve los brazos y la cabeza, por lo que no puede andar ni darse la vuelta. Además, en caso de que su estado de salud empeorase tendría que ser trasladado otra vez al hospital, como ha sucedido en tres ocasiones en poco más de un mes.

Más información

Varios familiares de Teófilo lloraron en la puerta del hospital y pidieron a gritos que no se realizara el traslado. Fueron momentos de gran tensión, tristeza y nerviosismo. Débora Rodríguez, hermana del paciente, manifestó indignada que no sabe «qué van a hacer», ya que desconocía a última hora de ayer si podría pasar la noche en el centro de salud, y reclamó que vuelva a ser ingresado en el hospital.

La familia del vecino de Turís denuncia que fue trasladado en un vehículo de mercancías

Teófilo Rodríguez, que ha permanecido una semana hospitalizado tras sufrir una insuficiencia respiratoria por la que ha necesitado oxígeno, fue trasladado ayer por la tarde hasta su población natal en un camión de mercancías, donde lo subieron con la cama en la que estuvo ingresado en el Hospital de Manises. El hombre recibió el alta médica después de que superara sus problemas respiratorios, según informaron fuentes sanitarias.

El camión de mercancías que trasladó a Teófilo Rodríguez. / LP

Finalmente, Teófilo tuvo que ser trasladado en este medio de transporte porque no había camillas que soportaran su peso, pero no pudo acceder a casa de su madre porque la cama no cabe por la puerta. Según informaron fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia, un equipo de bomberos utilizó una camilla bariátrica especial sin éxito. La semana pasada ya tuvieron que derribar una pared para sacarlo de la vivienda cuando lo trasladaron al hospital.

El paciente con obesidad mórbida fue trasladado de forma provisional al centro de salud de Turís

Según informaron fuentes de la Conselleria de Sanidad, el Hospital de Manises compró una cama con una báscula incorporada para poder asistir a Téofilo, lo que ha permitido conocer su peso exacto: 385 kilogramos.

Una solución de urgencia

Respecto al traslado a Turís, Débora explicó que primero intentaron bajar a su hermano en el polideportivo municipal, pero la familia se negó. Al final lo llevaron como solución de urgencia al centro de salud y lo instalaron en la sala de espera de pediatría. Teófilo vivió con mucho nerviosismo y preocupación las decisiones médicas sobre su alta en el hospital y posterior evacuación. A última hora de la tarde de ayer, el hombre sufrió otra crisis respiratoria y un médico aconsejó su hospitalización, como insistían sus familiares.

Esto obligó a movilizar a los bomberos, concretamente a un equipo del parque de Chiva. A las 11:15 de la noche, Teófilo volvió a ser trasladado al Hospital de Manises en el mismo camión y fue atendido por el servicio de urgencias.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos