Investigan si la Manada de Callosa d'En Sarrià violó a otras dos chicas

Investigan si la Manada de Callosa d'En Sarrià violó a otras dos chicas
EFE

La Guardia Civil indaga si participaron en dos violaciones grupales y otro un intento cometidos en la misma zona

EFE

La Guardia Civil investiga si varios de los detenidos por la violación en grupo a una joven de 19 años en Nochevieja en Callosa d'En Sarrià (Alicante), conocidos ya como 'la Manada de Callosa' pudieron haber cometido otras dos agresiones sexuales de características similares.

La Manada de Callosa

Fuentes de la investigación han informado a Efe de que, además de la supuesta violación de Nochevieja, indagan si varios de estos cuatro detenidos (no han especificado el número), españoles de origen ecuatoriano de 19, 21, 22 y 24 años, participaron en dos violaciones grupales cometidas en el pasado por la misma zona de la provincia de Alicante.

Además de estas dos posibles agresiones similares, que no fueron denunciadas en su momento, consta un cuarto caso que afecta al detenido de 22 años: un intento de violación cometido en octubre de 2018 y en el que sí hay denuncia.

En todo caso, los investigadores no descartan que aparezcan nuevas posibles agresiones o abusos de los implicados en las próximas fechas, aunque por el momento no hay más.

El abogado de la víctima de la supuesta agresión sexual de Nochevieja, Francisco González, ha explicado a Efe que pedirá para cada uno de los cuatro «al menos» 15 años de prisión por un delito continuado de agresión sexual completa en grupo y por su presunta cooperación necesaria en las agresiones de los otros tres.

Además no descarta ampliar la acusación a un testigo del piso de Benidorm al que acudieron los detenidos y la víctima antes de trasladarse a Callosa, al considerar que previo lo que iba a ocurrir por la actitud del grupo y, pese a todo, no los denunció a las fuerzas de seguridad.

El letrado ha subrayado que el caso está «claro» y que los inculpados «no se van a escapar» de la acción de la Justicia ya que el vídeo de unos 5 minutos interceptado en uno de los móviles de los detenidos refleja todo lo sucedido y que la víctima, extranjera de 19 años, no consintió las relaciones sexuales porque repetía «parad, parad».

Pese a ello, en las imágenes se refleja «que ellos sabían lo que hacían porque hablan y se coordinan, y cuando la chica decía 'no, no, no', le tapaban la boca con la mano o alguna tela«.

Del mismo modo, considera que está claro que hubo premeditación para llevarla a un grado de intoxicación que evitara que tuviera voluntad.

Aunque se halla «aceptablemente porque no recuerda bien los hechos», la joven está «apesadumbrada, avergonzada y entristecida» y no ha visto el vídeo, al que el letrado espera que no haga porque su contenido es «muy desagradable» y «repugnante».

Ha añadido que a su defendida «le vienen fogonazos de aquel día» y que lo último que recuerda fue cuando, al cierre del local de Benidorm de copas, se dirigió a la casa de la misma ciudad para seguir bebiendo.

Desde ese momento no tiene memoria, pese a que desde allí se dirigieron posteriormente, ya narcotizada según el abogado, a la vivienda de Callosa d'En Sarrià donde ocurrió la agresión.

González también ha pedido a los medios de comunicación que ayuden a preservar su identidad para evitar «la victimización secundaria» que conlleva recabar la atención social por estos episodios.

El alcalde de Callosa d'En Sarrià, Josep Saval, ha relatado a Efe que los servicios sociales municipales atienden a las familias de los detenidos, aunque no ha querido profundizar en qué tipo de asistencia prestan por «discreción», y ha recalcado que los vecinos viven con «tristeza» lo ocurrido porque «son personas del pueblo».

Los arrestados son de origen ecuatoriano, pero el alcalde ha insistido en que la violencia machista es una «lacra que no entiende de procedencias ni de clases sociales» y contra la que hay que luchar «para revertir la actual situación».

Saval ha destacado el hecho de que los propios familiares de los supuestos autores fueran los que denunciaron la agresión, «obviamente tiene más valor», y ha resaltado que a la concentración de ayer de repulsa acudieron muchos jóvenes, que «son el futuro y los que tienen que cambiar la mentalidad y estar unidos contra el machismo».

Por su parte, una oficial de la policía local de Callosa, Isabel Pérez, ha explicado a Efe que uno de los detenidos estuvo implicado en un caso de violencia machista y que el resto son «chicos del pueblo» a los que, como mucho, puede constar alguna «queja vecinal por ruidos, pero nada grave ni parecido a esto».

 

Fotos

Vídeos