La Guardia Civil busca más víctimas de 'La Manada' de Callosa d'en Sarrià

EFE

El visionado del vídeo grabado con su móvil por uno de los arrestados es clave para determinar el grado de implicación de cada uno de ellos

JAVIER MARTÍNEZValencia

La Guardia Civil continúa las investigaciones para localizar a más víctimas de los agresores sexuales detenidos el día de Año Nuevo en Callosa d'en Sarrià. Tras arrestar a cuatro jóvenes de 19, 21, 22 y 24 años por drogar y violar a una chica de 19 años en una planta baja de la localidad alicantina, los agentes intervinieron los móviles de los cuatro individuos y descubrieron que uno de ellos había grabado poco antes con su teléfono un vídeo de la agresión sexual.

Las imágenes visionadas por los investigadores son clave para determinar el grado de implicación de cada uno de los detenidos, así como los hechos delictivos que cometieron en una vivienda de Benidorm y una planta baja de Callosa d'en Sarrià. La Guardia Civil les atribuye un delito de agresión sexual, dos delitos de abusos sexuales y otro contra la intimidad. Así, uno de ellos habría violado a la chica, otros dos abusaron sexualmente de ella cuando estaba en estado de embriaguez y el cuarto joven grabó la agresión, según se desprende de las investigaciones y del visionado del vídeo.

Las pesquisas policiales y los interrogatorios revelaron que dos de los detenidos conocían a la víctima y se encontraron con ella en Benidorm en Nochevieja. Con la excusa de seguir tomando copas, sobre las cinco de la madrugada le propusieron ir todos a la casa de un conocido de la madre de ella en Benidorm. La joven accedió y tras tomar varias copas más, la chica no recuerda nada de lo que sucedió, pero la Guardia Civil sospecha que los abusos sexuales comenzaron en esta casa después de que drogaran, presuntamente, a la víctima. Uno de los jóvenes que estaba en la vivienda se dio cuenta de que estaban manoseando a la chica y dio la fiesta por finalizada.

Los cuatro individuos decidieron entonces llevar a la víctima al local de Callosa d'en Sarrià, propiedad de uno de ellos, aunque la chica apenas podía andar debido a su estado de embriaguez. Uno de los detenidos, el joven de 22 años, ya tiene antecedentes por violencia de género y abusos sexuales a una menor.

Además, durante las investigaciones de esta violación en grupo, la Guardia Civil localizó a otra chica que también habría sufrido abusos sexuales en octubre del pasado año por parte de este individuo. Esta segunda víctima presentó la correspondiente denuncia. Los investigadores sospechan que los detenidos podrían haber agredido sexualmente a otras dos chicas en circunstancias similares al caso de 'La Manada», que causó una ola de indignación en España.

El estudio toxicológico aclarará si fue drogada

El estudio toxicológico requerido por la investigación aclarará si la víctima fue drogada para cometer la violación. Fuentes de la investigación han informado a EFE de que tanto los testigos que llegaron al lugar donde la joven estaba semidesnuda y había sido objeto de la agresión como los primeros agentes de la policía local y de la Guardia Civil observaron que la joven, que no recordaba lo ocurrido, presentaba signos de desorientación compatibles con haber sido «narcotizada».

Se ha solicitado un estudio toxicológico aunque las mismas fuentes han aclarado que este tipo de exámenes son lentos y los resultados puede que no estén listos hasta dentro de uno o dos meses.

Sobre si la mujer que denunció la situación es hermana de uno de los cuatro detenidos y enviados a prisión provisional tras pasar a disposición judicial, las mismas fuentes no han aclarado este parentesco aunque sí que se trataba de una de las personas que vive en la casa.

 

Fotos

Vídeos