Un hombre se queda clavado en una valla en Torrent cuando buscaba a su gato de madrugada

La valla cortada y ensangrentada y, a la derecha, el herido mientras actúan los bomberos./LP
La valla cortada y ensangrentada y, a la derecha, el herido mientras actúan los bomberos. / LP

Uno de los barrotes metálicos de la verja atravesó una pierna del herido, de 43 años

P. H. y J. A. M.Valencia

Un hombre se quedó atrapado en la madrugada del sábado, en el barrote de una verja en un parque Torrent, según han informado fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia. El herido, un hombre de 43 años, quedó «clavado en una valla«, según añaden fuentes del Centro de Información y Coordinación de Emergencias (CICU).

El motivo de que el hombre decidiera saltar la valla de l'Hort de Trènor de Torrent era que iba buscando a su gato, según fuentes oficiales.

Los bomberos recibieron a las 2 de la mañana el aviso, en el que se les informaba de que una valla metálica «atravesaba completamente la pierna« del herido. El accidente ocurrió en la calle Pare Vicent Cabanes de Torrent, adonde acudieron miembros de la Policía Local de Torrent. Por parte del Consorcio intervinieron dos dotaciones del parque de esta ciudad de l'Horta Sud para cortar la barra de metal.

Desde el CICU movilizaron una ambulancia de Servicio Vital Básico (SVB), que trasladó al herido al Hospital La Fe de Valencia, con pronóstico reservado.

LP

La barra metálica de la valla atravesó el pantalón vaquero del herido. Tanto en la verja como en los ladrillos donde está montada se acumuló un charco de sangre.

Los testigos escucharon sus gritos de auxilio y en pocos minutos se presentaron en la zona policías locales, bomberos del Parque de Torrent y un equipo médico de Soporte Vital Básico (SVB) de la Conselleria de Sanidad.

Dos eran las principales complicaciones: la víctima estaba en un punto muy inestable y padecía una fuerte hemorragia. Cualquier movimiento brusco o pérdida de conocimiento podría haberle causado un desgarro, pues la barra atravesaba la pierna a unos dos o tres centímetros de la superficie cutánea. Entre policías y bomberos lo sujetaron y lo tranquilizaron. Mientras, éstos últimos aplicaron la técnica habitual en este tipo de emergencias: cortar la estructura antes de extraer el elemento clavado en el cuerpo.

Así, cortaron con una cizalla tres barrotes y parte de la unión metálica horizontal. El proceso duró unos 15 minutos y, de este modo, el herido pudo al fin recibir auxilio sanitario. Fue evacuado con una ambulancia al Hospital La Fe. Del gato ya nada se ha sabido.

Sucesos en Valencia