Un guardia civil retirado y su perro encontraron muerta a Blanca Fernández Ochoa

Un guardia civil retirado y su perro encontraron muerta a Blanca Fernández Ochoa

El perro policía fue guiado por un suboficial del Servicio Cinológico de la Guardia Civil por el pico de La Peñota

EUROPA PRESSMADRID

Un perro policía, guiado por un guardia civil retirado, ha hallado el cadáver de una mujer en la zona del pico de la Peñota de Cercedilla, donde estaban buscando hoy a la exesquiadora desaparecida Blanca Fernández Ochoa. El guardia civil es un suboficial del Servicio Cinológico de la Guardia Civil, que ha hallado el cuerpo en el pico de la Peñota, una elevación boscosa de casi 2.000 metros de altura

Fue un vecino de Cercedilla el que informó hoy a los agentes que se había encontrado con Blanca a finales de agosto y que le había dicho que iba a subir a caminar por esa zona. Por ello, se ha preparado esta mañana una ruta específica para peinar esa zona y entonces, en un momento dado, sobre las 13.30 horas, un perro, hallado por un guardia civil, han hallado un cadáver.

Ahora, el cuerpo sin vida tendrá que ser reconocido por los familiares, que hoy se encontraban rastreando la zona y que ya están informados del hallazgo. Hasta el lugar se han desplazado los agentes de la Policía Científica y de investigación de Homicidios y Desapariciones. Luego, tras el oportuno levantamiento judicial del cadáver, tendrá que ser trasladado a dependencias forenses para la autopsia.

La última compra de Blanca: queso manchego

La desaparición de la conocida esquiadora fue comunicada por la Policía Nacional el sábado, que la difundió por todas las redes sociales. Así, indicaba que había desaparecido una semana antes, el día 23, y que fue vista por última vez en Aravaca.

Sin embargo, poco después se conoció que había visto por última vez el día 24 comprando queso manchego en una charcutería de un conocido centro comercial de Pozuelo de Alarcón, tras salir de la casa en la que vivía junto a su hermana y su cuñado en el madrileño barrio de Aravaca.

Una empleado del hogar la vio salir de esa casa provista de dos bastones para caminar por el monte. Además, en el supermercado llevaba ropa de 'trekking' y había comunicado a familiares que iba a pasar cuatro días «en el norte», sin concretar la ruta.

Por otro lado, sobre las seis de la mañana del día siguiente un corredor dio el coche de Blanca estacionado en el aparcamiento de Las Dehesas de Cercedilla, por lo que todos los esfuerzos de búsqueda se centró allí, una vez comunicó la familia su desaparición.

Así, desde el domingo se ha montado un dispositivo de búsqueda en la zona de la sierra de Cercedilla, el mayor de la historia de la Comunidad de Madrid. Así, hasta hoy se han configurado doce rutas por día compuestas por más de 300 personas, entre profesionales y especialistas (guardias civiles, policías nacionales, policías locales, agentes forestales, bomberos y Protección civil) y de voluntarios.

Más información