Cae la banda de ladrones que asaltó la tienda de Apple en Valencia

La Policía Nacional arresta a 20 delincuentes que empotraban coches contra los escaparates y son sospechosos de desvalijar 32 comercios de telefonía en España

J. A. MARRAHÍValencia

Una larga investigación ha puesto fin a la banda de ladrones más activa de España. La Policía Nacional ha arrestado a una veintena de 'aluniceros' (ladrones que rompen cristales de comercios para asaltarlos) afincados en Valencia y Castellón. Son sospechosos de desvalijar 32 tiendas de telefonía en ciudades de toda España. La mayoría de los robos los cometieron en nuestra región, incluido el asalto a la tienda de Apple de Valencia ocurrido a finales de julio del año pasado. La policía cifra en 700.000 euros el valor de todos sus botines.

La investigación comenzó en 2017, tras un robo en Albacete en el que los ladrones sustrajeron teléfonos valorados en 23.000 euros. El objetivo de la organización eran tiendas de telefonía móvil que asaltaban a altas horas de la madrugada, siempre con uno o dos vehículos sustraídos que empotraban en la puerta del escaparate. Además, usaban una maza para romper la cerradura del almacén del establecimiento y sustraer los móviles allí reservados.

Rapidez y movilidad eran sus principales armas. Según la policía, se desplazaban por varias provincias y eran capaces de saquear tiendas en 50 segundos. «En una sola noche», ahondan los investigadores, «podían recorrer más de 1.000 kilómetros para cometer los robos». Además, funcionaban con un curioso sistema de rotación: una vez que un grupo ejecutaba varios robos abandonaba España y dejaban paso a nuevos miembros llegados desde Rumania. Era allí donde la banda enviaba los teléfonos robados a través de empresas de paquetería.

La banda era capaz de vaciar de teléfonoslos locales en sólo 50 segundos

En una primera fase de la investigación, en junio, los policías arrestaron a once personas, cuatro de ellas cuando se disponían a huir de España a través del Puesto Fronterizo de La Junquera. Entre ellos se encontraba el cabecilla de la trama. Otro fue arrestado en el aeropuerto de Valencia cuando iba a tomar un vuelo a Rumania. Después se emitieron órdenes europeas de detención para los sospechosos de los alunizajes que habían abandonado nuestro país. Así los agentes arrestaron a otras nueve personas en Francia, Italia, Suecia y Rumanía.

De los veinte detenidos, once han ingresado en prisión y se persigue ahora a los receptores de los teléfonos robados en España. La policía ha esclarecido 32 robos en Albacete, Valencia, Sagunto, Alzira, Reus, Torrent, Cartagena, Tarragona, Elche, Pamplona, Ontinyent, Miranda de Ebro, Calatayud, Burgos, Sevilla, Teruel, Santa Pola, Gandia, Murcia, Sabiñanigo, Mollerusa, Vila-real y Elda.