Acuchilla a su expareja y a su exsuegra y se intenta suicidar con un vaso de salfumán en Dénia

Edificio donde residen la madre y la hija agredidas por la ex pareja de esta última./B. Ortolà
Edificio donde residen la madre y la hija agredidas por la ex pareja de esta última. / B. Ortolà

Tanto en agresor, de 32 años, como las víctimas, de 25 y 43, han sido trasladados al hospital pero están fuera de peligro

B. ORTOLÀDénia

La ciudad fue testigo ayer de un nuevo caso de violencia de género. Un hombre de 32 años de edad y de nacionalidad rumana agredió con un arma blanca a su expareja de 25 años y la madre de esta de 43, causándoles importantes heridas.

El suceso tuvo lugar la madrugada del miércoles. Alrededor de las 4 horas el presunto agresor se coló en la vivienda de las dos víctimas, situada en el Paseo Saladar de la capital de la Marina Alta. En ese momento la joven y su madre no se encontraban en el apartamento por lo que el atacante se escondió debajo de una de las camas de la casa. Cuando llegaron el hombre salió de su escondite y empezó una discusión con su expareja. A los pocos segundos, el presunto agresor sacó un cuchillo e intentó apuñalar a las dos mujeres.

Ambas intentaron defenderse aunque sufrieron heridas en los brazos y omóplatos. Por suerte pudieron alertar de lo que estaba sucediendo y hasta el lugar del incidente se personaron dos dotaciones de la Policía Nacional y una de la Local, pero el agresor ya no se encontraba en la vivienda.

El servicio de Urgencias también se personó hasta el lugar del suceso y tras atenderlas allí mismo, trasladó a las dos mujeres hasta el hospital de Dénia. La hija presentaba heridas superficiales por el cuerpo causadas por el arma blanca que empuñaba el atacante. Por suerte, tras pasar la noche ingresada, ayer a última hora de la mañana se le dio el alta. La madre llegó al centro hospitalario con una herida profunda, también a causa del ataque con el cuchillo. La señora fue intervenida quirúrgicamente y tras la operación pasó a planta.

En cuanto al agresor, el dispositivo policial inició su búsqueda poco después de recibir el aviso. Los agentes lo encontraron en su casa con síntomas de envenenamiento, había intentado suicidarse con la ingesta de salfumán. Fue llevado al hospital. A lo largo del día de ayer tuvo que ingresar en la Unidad de Cuidados Intensivos.

A pesar de la gravedad de los hechos, varios vecinos de la zona aseguraron desconocer la situación de la joven con su agresor.

Tras conocer el suceso el Consell de les Dones de Dénia celebraron ayer por la tarde una concentración silenciosa en la plaza del Ayuntamiento para mostrar su repulsa por esta nueva agresión machista.