Detenida una ganadera por dejar morir de inanición a cerca de 350 cabras

Cadáveres de cabras en la explotación investigada./
Cadáveres de cabras en la explotación investigada.

Entre los cadáveres, hallados en una explotación ganadera en Huesca, sobrevivían 36 ejemplares sin comida ni agua y en un estado deplorable

COLPISAmadrid

La Guardia Civil, en el marco de la 'operación Maximus', ha detenido a una mujer en la comarca de la Litera (Huesca) como presunta autora de un delito de maltrato animal. La detención se produjo como consecuencia de los controles que realizan los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) en explotaciones ganaderas para corroborar que se cumple con la legislación vigente sobre bienestar animal.

Fruto de estas inspecciones en granjas y explotaciones, los agentes se personaron en una granja caprina situada en la comarca oscense de la Litera. Durante el registro e inspección, la Guardia Civil localizó 346 cabras fallecidas por inanición en diferentes estados de descomposición y 36 ejemplares en condiciones deplorables, encerradas sin comida ni agua, por lo que los agentes procedieron de forma urgente a facilitarles alimento.

La Guardia Civil detuvo a la propietaria de la explotación, una mujer de 47 años, y dio aviso a la Dirección General de Alimentación y Fomento Agroalimentario de la Diputación General de Aragón (DGA) para que se tomasen las medidas encaminadas a garantizar la supervivencia y bienestar de los pocos ejemplares que quedaban vivos.