El ganador del bote de 190 millones del Euromillones reclama su premio

El ganador del bote de 190 millones del Euromillones reclama su premio

Tres días después de que se anunciara el premio, el único acertante de primera categoría del bote más grande de la historia ha presentado el boleto

LAS PROVINCIASValencia

Han sido tres días de emocionante espera para conocer al ganador de los 190 millones de euros de bote que repartió el Euromillones el pasado martes 8 de octubre de 2019. Aunque de momento no se conocen más detalles de la persona que ha ganado, los responsables de la organización del sorteo han anunciado que alguien ha presentado el boleto que lo acredita como único acertante de primera categoría.

De él, o ella, sólo se sabe que es residente en el Reino Unido y que cuando cobre el premio será más rico que la actriz Helen Mirren o los duques de Sussex. Además, con este impresionante premio, el acertante podrá comprar el coche más caro del mundo, La Voiture Noire de Bugatti, o visitar algunas de las islas más exclusivas del planeta, como la isla Cocoa de Maldivas o la fregate de Seychelles.

Gran expectación por el premio

El sorteo de este martes 8 de octubre había levantando gran expectación en Reino Unido, así como el resto de Europa, ya que el bote debía ser entregado necesariamente tras haber alcanzado su valor máximo y haber sido sorteado cuatro veces con anterioridad sin suerte.

Este hecho provocó la caída de la página web de Euromillones durante las horas previas a la celebración del sorteo debido a la gran cantidad de personas interesadas en comprar boletos. Sin embargo, los posibles acertantes no han sido los únicos que han esperado el resultado frotándose las manos, la Agencia Tributaria del país también recibirá un buen pellizco del montante final.

No es oro todo lo que reluce

Colin and Christine Weir
Colin and Christine Weir / Mirror

El último gran premio que se repartió en Reino Unido fue en 2011, cuando la pareja formada por Colin and Christine Weir ingresaron 178 millones de euros. Sin embargo, lejos de traer la felicidad a la familia, el premio supuso el divorcio de la pareja después del 38 años de matrimonio, que sólo ocho años después ya vivían en mansiones separadas.

Lo mismo les ocurrió a los siguientes en la lista de afortunados en la lotería, Adrian y Gillian Bayford, que ganaron 164 millones de euros en 2012 y sólo 15 meses después ya se habían separado.

El mayor premio de la historia de Euromillones: 190 millones