La Guardia Civil alerta de una serie de inconvenientes de los robots de limpieza

Un modelo de robot de limpieza. /Wikipedia
Un modelo de robot de limpieza. / Wikipedia

A la hora de adquirir uno de estos dispositivos, que facilitan las tareas domésticas, es necesario conocer sus posibles peligros

LAS PROVINCIAS

La tecnología hace la vida de las personas mucho más cómoda. Gran parte de los trabajos manuales han pasado a ser realizados por aparatos electrónicos, lo que ha supuesto un gran ahorro de tiempo y esfuerzo en el día a día. Muchas de las labores del hogar son ya ejecutadas por dispositivos 'inteligentes' que ayudan a la limpieza de la casa.

Los robots de limpieza son uno de estos ejemplos, capaces de aspirar y limpiar el suelo de la casa por sí mismos. Su precio, cada vez más asequible, hace que sean ya muy comunes en los hogares. Las ventajas que presentan estos robots son muchas: ahorro de tiempo, se pueden programar y tienen gran autonomía. Son capaces de recoger, almacenar y recordar la localización del inmueble y la posición de las paredes y obstáculos para optimizar sus desplazamientos.

Los modelos más modernos pueden realizar tareas de videovigilancia, ya que incluyen sensores o cámaras para captar movimientos. También responden a comandos de voz.

No obstante, los robots de limpieza pueden presentar algunos incovenientes. La Guardia Civil ha lanzado una alerta en sus redes sociales a todos aquellos interesados en adquirir uno.

Estos modelos, al ser capaces de recoger y compartir con el usuario o la red móvil de la casa información del hogar se convierten en 'espías' y, por tanto, en un peligro para la privacidad y seguridad. La Oficina de Seguridad del Internauta recomienda, en este aspecto, tener en cuenta a la hora de comprar uno de estos dispositivos el servidor o fabricante, los datos que se van a compartir con él y el tipo de servicio.

Una de las mejores prácticas para un uso seguro de estos artilugios es activarlos solamente cuando se vayan a utilizar, no dejarlos todo el día conectados a la red del hogar. Si se considera oportuno, pueden ser restaurados al estado de fábrica cada cierto tiempo y solicitar el borrado de información a la compañía.

Cómo funcionan

El funcionamiento es más sencillo de lo que parece. Necesitamos un hogar con una conexión a Internet y una red wifi. Los dispositivos que conforman la red domótica se sirven de esa red wifi para enviar y recibir la información que recopilan y compartirla tanto con el usuario como con el resto del sistema.

Son capaces de recoger planos de la casa para optimizar sus desplazamientos.

Pueden realizar tareas de videovigilancia. Incluyen sensores de localización visual o cámaras capaces de capturar fotos, emitir imágenes en vivo, así como detectar movimientos. Esta función permite tener una visión remota en tiempo real de nuestra casa a partir de una emisión en vivo.

Son capaces de responder a comandos de voz. Podemos interactuar con el dispositivo utilizando únicamente nuestra voz.

Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar un robot de limpieza

Servidor: Es muy importante que comprobemos con el fabricante si, efectivamente, se nos está dando un servicio a través de la nube o a través de un servidor particular al que se envían todos los datos recopilados por el dispositivo.

Uso de los datos: Un aspecto fundamental es informarnos sobre qué datos son los que se van a compartir con el servidor y qué uso que se les dará.

Tipo de servicio: También conviene conocer qué servicios, de los que ofrece el dispositivo, necesitan conexión con el exterior.

Seguridad: Otro punto a tener en cuenta, es que la conexión desde la nube puede ser un punto de entrada a nuestro hogar y por lo tanto un riesgo. Es interesante preguntar si los datos que van a compartirse estarán cifrados e informarnos sobre las medidas empleadas para garantizar su protección.

Consejos de seguridad

Crear una red separada para estos dispositivos: Actualmente existen routers inteligentes a un precio asequible (40-60€) que permiten la creación de redes virtuales de una forma sencilla. Aislando estos dispositivos en otra red evitaremos la infección o el acceso no autorizado.

Contraseña: Configurar todos los dispositivos con una contraseña diferente y segura.

Deshabilitar el protocolo UPnP (Universal Plug and Play) para evitar que los dispositivos se encuentren entre sí de forma sencilla. Así si comprometen uno de ellos serán más difícil para el atacante encontrar el resto.

Asegúrate de instalar las últimas actualizaciones cuando estén disponibles para todos tus dispositivos, especialmente si contienen parches de seguridad.