El pasaporte para acabar con la trata de seres humanos

Representantes de la Guardia Civil y de la asociación A21 presentan la nueva campaña contra la trata./Guardia Civil
Representantes de la Guardia Civil y de la asociación A21 presentan la nueva campaña contra la trata. / Guardia Civil

La Guardia Civil y A21 han presentado un folleto informativo con el ojetivo de que las víctimas puedan verse reflejadas y tomen decisiones al respecto

COLPISA

El director general de la Guardia Civil, Félix Azón, y la directora en España de la asociación A21, Loida Muñoz, han presentado este martes una campaña de sensibilización contra la trata de seres humanos con fines de trabajo forzoso y explotación sexual.

El objetivo de esta campaña es la prevención de la trata de personas mediante la sensibilización y protección de las víctimas en albergues y hogares de transición. También persigue el procesamiento de los traficantes y el fortalecimiento de la respuesta legal, así como la asociación con fuerzas y cuerpos de seguridad, individuos y corporaciones, organismos oficiales y otras organizaciones.

La Guardia Civil y A21 han presentado un folleto informativo, «Passport to indicators of trafficking», en el que se exponen los principales indicadores de trata de seres humanos, con el ojetivo de que las víctimas puedan verse reflejadas y tomen decisiones al respecto.

El documento, que tiene formato de pasaporte y está escrito en nueve idiomas elegidos en base a las lenguas habladas por las víctimas (inglés, francés, rumano, ucraniano, búlgaro, ruso, español, chino y árabe), será distribuido por la Guardia Civil en puntos especilamente sensibles como clubs de alterne, zonas agrarias, puertos y aeropuertos.

Asociación A21

La estrategia integral de A21, una organización integrada por 14 oficinas repartidas a lo largo de 12 países, se ha centrado en tres pilares: alcanzar a los vulnerables e interrumpir la demanda, sensibilizando a personas a través de eventos, realizando presentaciones a estudiantes y elaborando programas educativos; rescatar a las víctimas y demandar justicia, colaboración y cooperación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad; restaurar en sus derechos con asistencia legal, representando a supervivientes en los procedimientos judiciales y colaborando con gobiernos y otras ONG. Además ofrece alojamiento, atención médica, asesoramiento legal, educación, empleo y retorno voluntario.

El apoyo de la asociación a la Guardia Civil ha resultado clave para la resolución de operaciones como UROFORT, una organización criminal que ofrecía cuadrillas de temporeros para trabajar en la campaña de recogida de aceitunas, y que concluyó con la detención de 20 personas y la liberación de 13 víctimas de nacionalidad ruamna y moldava.

En lo que va de año, la Guardia Civil ha realizado 952 inspecciones en lugares susceptibles de producirse explotación laboral y ha informado de sus derechos a un total de 5.056 personas. Además se han llevado a cabo 20 investigaciones, se ha liberado a 68 víctimas y se ha detenido a 38 autores.

En la última nota de prensa, los agentes han reiterado la importancia de la cooperación internacional con los países y cuerpos policiales que trabajan en la persecución y erradicación de estos grupos criminales.