La DGT instala 78 radares que estaban guardados en un almacén

Radar en una carretera española./ LP
Radar en una carretera española. / LP

Quince de los dispositivos son de regulación de velocidad en tramo

LAS PROVINCIAS

La DGT está instalando una 'nueva' remesa de radares en las carreteras españolas. Será hasta final de año cuando se hayan colocado en diferentes puntos de la geografía estos controles de velocidad para aumentar la vigilancia en vías principales y secundarias. Pere Navarro confirmó que estos dispositivos que ahora se están instalando estaban guardados en un almacén, por lo que los dispositivos no son de última generación. De todas formas, se dará uso a un material por el que ya se había realizado una destacada inversión.

En una entrevista en eldiario.es, Navarro confirmaba que los sistemas no se habían instalado anteriormente y ahora, al dar con ellos, se está procediendo a situarlos en los puntos más necesarios. «Nos hemos encontrado con 78 radares comprados desde hacía tiempo y en un almacén. Sospechamos que hubo miedo para colocarlos. Pues ahora se están colocando. Hubo miedo a arriesgar, al que dirán y en estas áreas hay que arriesgar», exponía Navarro.

Por ahora se desconocen los puntos kilométricos exactos en los que se están instalando dichos aparatos. La revista AutoBild exponía que de esos 78, 28 ya han sido colocados durante la operación de verano y que en su totalidad ya están multando a los conductores que exceden la velocidad permitida.

Los 50 restantes serán instalados en lo que queda de año, mientras se va certificando su homologación pertinente. Principalmente se situarán en carreteras secundarias. 15 de los 78 radares encontrados son dispositivos de control de velocidad en tramo.