#Cuéntalo, el archivo de la violencia contra la mujer

Manifestación en Bilbao tras la sentencia de La Manada./Ignacio Perez
Manifestación en Bilbao tras la sentencia de La Manada. / Ignacio Perez

Unos tres millones de mujeres habían participado en este movimiento en las redes sociales tras de conocerse la sentencia de La Manada

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

El 26 de abril de este año, la indignación social se desbordó en España. José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza, Jesús Escudero y Antonio Manuel Guerrero eran condenados a nueve años de cárcel por abusar sexualmente de una joven madrileña en los Sanfermines de 2016. Los jueces de la Audiencia de Navarra entendieron que La Manada no había violado. Miles de personas salieron a la calle ese día y en jornadas posteriores para solicitar una sentencia más justa. Esa indignación también se transportó a las redes.

Cristina Fallarás llevó el enfado un poquito más adelante. Aprovechó que la codirectora de 'Público', Virginia P. Alonso, había escrito un artículo sobre la agresión que había sufrido en Londres siendo una niña. Fallarás, también periodista, lo retuiteó y le puso una simple etiqueta: #Cuéntalo. Era la chispa que encendió la llama. Enseguida, miles de mujeres comenzaron a contar sus terribles experiencias con ese 'hashtag', que se convirtió en 'trending topic' mundial. En apenas dos semanas, unos tres millones de mujeres habían contado historias de violaciones, acoso, asesinatos y puras «escenas de terror». Los relatos contra las mujeres llegaron desde 60 países. Ahora se va a convertir en la «memoria colectiva del dolor de las mujeres», ha indicado Fallarás.

Esa cantidad ingente de información fue monitorizada desde el inicio por Aniol Maria y Vicenç Ruiz, miembros de la Asociación de Archiveros y Gestores de Documentos de Cataluña. Trece gigas de datos que con la colaboración de la periodista Karma Peiró y Fernando Cucchietti, investigador del Centro Nacional de Supercomputación, se han podido analizar durante estos meses. En dos semanas, hubo 2,75 millones de tuits, con 790.000 usuarias únicas que se repartieron casi de manera idéntica entre España (34% de los testimonios) y Argentina (32%). A mucha distancia le siguen Colombia (8%) y Chile y México, ambas con el 5%. Y se da otro datos curiosos. #Cuéntalo ha roto un muro de silencio, ya que tres de cada cuatro usuarias no llegaban a los tres mil seguidores en Twitter, lo que demuestra que en cierta medida eran mujeres anónimas en las redes sociales.

Muchos de estos testimonios confesaron una o varias atrocidades. El 9,8% de los casos fueron referidos a un asesinato; el 14%, a una violación; el 15,7% de los casos fueron maltratos; el 28%, a una agresión sexual; un 29% de las mujeres indica el miedo a salir sola y en más de un tercio de los casos (35,5%) se habla de caso. También se relataron más de 3.500 violaciones o agresiones sexuales a menores de 18 años. Unos mil casos fueron a menores de doce años.

«No escuchar a las mujeres, negar su dolor, acusarlas de mentir las agresiones que sufren, es uno de los actos más infames y acostumbrados en nuestra sociedad», señala Fallarás en el informe, convertido en un archivo en www.proyectocuentalo.org. Un foro que necesita de la iniciativa pública. «Mujeres valientes se dejaron la piel. No puede caer en saco roto», añade.