Condenan a responsables de una residencia de animales por muertes agónicas

Tres meses de cárcel e inhabilitación para ejercer la profesión durante un año por no utilizar a consciencia los medicamentos recomendados para una eutanasia indolora

EFECádiz

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Cádiz ha condenado al dueño, a la directora y a un veterinario de una residencia de animales de Puerto Real (Cádiz) a tres meses de cárcel por permitir la «muerte agónica e insufrible» de animales sabiendo que era algo «evitable».

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la Audiencia de Cádiz revoca la decisión del Juzgado de lo Penal número 4 gaditano, que absolvió a los tres responsables del centro. De esta forma, se estiman los recursos de apelación presentados por la Fiscalía y las acusaciones tras el fallo absolutorio dictado el 1 de septiembre de 2017.

La Audiencia de Cádiz condena también a los tres responsables a la inhabilitación durante un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales.

La Audiencia de Cádiz considera que en la residencia «se conocía y consentía que se produciera una muerte agónica e insufrible, cuando ello era evitable», con medicamentos distintos al utilizado, Mioflex. La muerte de los animales «podía realizarse» a través de «una eutanasia rápida con mínima molestia», precisa la sentencia condenatoria.

«En el presente caso concurre dolo directo de segundo grado», sostiene la Audiencia de Cádiz, que indica que «se conocía que se producía esa muerte agónica e insufrible».

Fotos

Vídeos