Cuidado con el cargador del móvil: el último truco de los hackers para robar tus datos

Cuidado con el cargador del móvil: el último truco de los hackers para robar tus datos

LAS PROVINCIAS

No solemos tener en cuenta los peligros que puede generar un gesto tan simple como intentar ahorrar. Sin embargo, hay determinados aspectos en los que no deberíamos escatimar tanto, como en algunos objetos tecnológicos. El problema está en que su atractivo y económico precio puede ocasionarnos desembolsos mayores, y lo que es peor, un buen disgusto.

Entre todos los aparatos tecnológicos en los que intentamos ahorrar dinero, destaca especialmente el cargador del móvil, que se ha convertido últimamente en uno de los mecanismos preferidos por los hackers para averiguar todos tus datos. ¿Nunca has dudado al conectar un cable u otro elemento a alguno de tus dispositivos? Aunque lo más habitual es dar por hecho que son simplemente unos accesorios inofensivos, la realidad es que pueden hacer mucho daño a la ciberseguridad de tu equipo y filtrar tu información personal.

Siempre se debe tener en cuenta que el cable empleado para cargar el móvil vía USB sirve también para como fuente de datos para transmitir información a otro dispositivos. Por lo tanto, si el accesorio en cuestión ha sido modificado por un hacker, este puede acceder a cualquier información que haya almacenada en la unidad: correo, mensajes, fotos, contactos y contraseñas. Además, hasta cuando un dispositivo está exclusivamente en modo de carga e incluso bloqueado, puede mostrar el nombre de usuario, proveedor y número de serie del sistema del puerto USB desde el propio sistema operativo del smartphone.

¿Cómo proteger tu smartphone de los hackers?

Lo más importante es no cargar el dispositivo con cables que no sean de confianza o adquiridos en lugares que cumplan con unas condiciones de venta óptimas y fiables. Tampoco se debe vincular el smartphone a dispositivos desconocidos, ya sean cargadores o incluso ordenadores. Y otra clave especialmente fundamental es no conectar nunca el móvil a cargadores de uso público.

Y si en ocasiones de emergencia no es posible cumplir con estas claves, se recomienda apagar el smartphone para su carga y no encenderlo ni desbloquearlo durante la misma.