La botella de agua inteligente llega a Valencia

Presentación de la botella Closca/EFE
Presentación de la botella Closca / EFE

Closca incorpora una app para saber cuál es la fuente más cercana

LAS PROVINCIASValencia

La empresa Closca ha diseñado una botella de silicona, acompañada de una aplicación móvil con información sobre 70.000 posibles puntos de repostaje de agua, con el objetivo de reducir el consumo de plástico y a su vez, recuperar el uso de las fuentes públicas.

El invento, del mismo nombre de la empresa y respaldado por las Fundaciones Oceanogràfic y Aguas de Valencia, se convierte en la primera botella de agua que se puede llevar encima o «enganchar» a objetos como bicicletas o bolsos.

La aplicación móvil gratuita que facilitará a la gente encontrar agua para rellenar la botella incluye, en un primer momento, fuentes públicas de la ciudad, pero ya se han añadido otros «70.000 puntos en el mundo», según ha confirmado el creador Carlos Ferrando.